7 Errores que cometes al rasurarte y que sin darte cuenta están acabando con tu piel

0
32

Todos los días te rasuras, pero como es un acto que haces prácticamente de forma mecánica, tal vez piensas que no es necesario tomar algunas precauciones para hacerlo de forma correcta, por lo que a posteriori tu cara se irrita o la barba no te crece como tú quieres. Para que le des un respiro a tu rostro, aquí te mostramos los errores más comunes, con tal de que no los cometas más y luzcas lo mejor posible.

1. Te rasuras en dirección inversa al crecimiento del vello

No falta más se trata de ocurrir la cortaplumas de forma indiscriminada, sino que debes tomar en cuenta la dirección en la que crece tu vello facial y darle en ese mismo sentido, de lo contrario la irritación que provoques será severa.

2. La humectación previa y posterior

Para evitar la irritación puedes usar algún grasa que humecte tu piel antaño y posteriormente de rasurarte. Para el final existen muchos productos que evitan que sufras.

3. Crema de afeitar permuta

Por lo regular compras latas con espuma de dudosa calidad, pero la mayoría de estas no contienen ingredientes que beneficien tu piel e incluso la pueden dañar todavía más, por eso es recomendable que utilices cremas o aceites.

4. Agua fría

Si primero te lavas la cara con agua fría, lo que ocasionas es que tus poros se cierren y eso hará más difícil el rasurado.

5. Lo haces como si estuvieras cortando una res

Debes hacerlo con suavidad, no pasando una y otra vez la cortaplumas ni ejerciendo demasiada fuerza al hacerlo, de lo contrario te vas a lisiar la piel.

6. No cambias de cortaplumas

Cuando tu cortaplumas o rastrillo ya no tienen filo es conveniente cambiarlas de inmediato porque vas a batallar y a sufrir demasiado si sigues usando la misma e incluso provocarás cortes en la piel. Ten cuidado.

7. No tienes lo necesario

 

Operación una buena cortaplumas, aceites, cremas, cepillos y armamento tu propio equipo para afeitar. Si crees que será demasiado costoso, toma en cuenta que hay artículos que no tienes que renovar tan seguido, así que a la larga ganarás más.