7 Habilidades físicas que todo hombre debe dominar por más básicas que sean

0
199

Las habilidades físicas del ser humano se van presentando conforme crecemos; es sostener, probablemente comenzaste a reptar a los 9 meses y a caminar al año. Posteriormente aprendiste a valer y saltar, y eventualmente dominaste movimientos físicos que te ayudaron a explorar el mundo.

Ahora eres un adulto, probablemente no pienses demasiado en las diferentes formas en que puedes mover tu cuerpo; posteriormente de todo, has estado haciendo cosas tan simples como valer y saltar durante décadas y se sienten que son completamente instintivas. Ya no tienes que pensar mucho en los movimientos físicos básicos. Pero esa es la serie de pensamiento popular, lo que creemos que es “básico” resulta tener capas de complejidad que aún no conocemos.

Entonces, aunque normalmente no pensamos en ellos como tales, los movimientos físicos son habilidades y, como cualquier tiento, deben practicarse y desafiarse de forma deliberada, regular y continua para mantenerse en forma y dominarlas completamente. El día de hoy hablaremos de estas habilidades físicas que todo hombre debe tener perfectamente dominadas. Tal vez creas que lo tienes todo bajo control, pero una vez que ejercites cada una de ellas te darás cuenta lo poco que conoces tu cuerpo.

1. Cálculo

Incluso cuando estás de pie estás contrarrestando y manejando las fuerzas de la trascendencia y, por lo tanto, equilibrándote. Lo mismo es para cada movimiento que hagas. Sin confiscación, el contrapeso como diplomacia implica un contexto más desafiante, como cuando una superficie por la que navegas es inestable, resbaladiza o más estrecha de lo que crees.

Tal vez creas que el estabilidad no es tan quisquilloso ni hay aprieto de vigorizar los sistemas anaeróbicos o aeróbicos del cuerpo como con otros ejercicios, pero no solo es un componente central de todo movimiento, asimismo perfeccionamiento la estabilidad de las articulaciones y aumenta la atención plena; el enfoque requerido para perseverar el invariabilidad que conecta lo mental y lo físico.

Formas de practicar, desafiar y subir de nivel esta tiento física

Practicar esta tiento es hasta cierto punto sencillo porque no necesitas muchos aparatos para hacerlo. En este caso te recomendamos conseguir una tabla o viga flaca en la cual puedas balancearte e intentar no caer.

– Practica el inmovilidad esencial con una buena técnica.

– Moverse alrededor de detrás y con destino a los lados en la tabla o viga.

– Viaje en la viga para cambiar de dirección.

– Practica pararte sobre un pie sobre la viga.

– Haz una sentadilla y ponte de pie sin perder el consistencia.

– Haz una sentadilla y cambia de dirección.

– Manten el consistencia mientras mantienes una posición estática (de pie, sobre dos pies, sobre un pie, aturdido, etcétera).

– Muévete rápidamente a través de la viga.

– Cruza la viga mientras llevas peso, como una bolsa de arena.

– Eventualmente consigue vigas que sean más estrechas y resbaladizas o inestables.

– Atrapa o arroja poco mientras cruzas la viga.

– Realiza cualquiera de los pasos anteriores preciso posteriormente de hacer control extenuante, cuando tu frecuencia cardíaca esté elevada.

2. Valer

correr

Valer, unido con caminar, constituye la forma más básica de transporte humana. Igualmente constituye lo que podría decirse que es la mejor forma de gimnasia aeróbico y anaeróbico de cuerpo completo. El acondicionamiento que proviene de valer forma una almohadilla necesaria para el rendimiento en numerosas actividades recreativas, así como en deportes de equipo, individuales y de combate. Ya sea que corras por alguna emergencia, para prestar ayuda o pedirla, valer es esencia para sobrevivir en escenarios de crisis.

Desafortunadamente asimismo viene con una reincorporación cantidad de lesiones, así que intenta estar en buena forma para valer, pero que no sea el examen primordial de tu rutina.

Formas de practicar, desafiar y subir de nivel esta tiento física

Valer en superficies variadas, en área de exclusivamente en pavimento y/o cintas de valer, será de gran ayuda. Corre tan eficientemente como puedas.

– Practica valer con buena técnica.

– Varía la velocidad, la distancia y la duración.

– Corre en superficies variadas: en el bosque, en la arena, etc.

– Practica esquivando obstáculos y cambiando rápidamente de dirección cuando corras.

3. Arrastrarse/trepar

gatear

El gateo es probablemente el primer movimiento fundamental que desarrollaste cuando eras un bebé. Sin confiscación, como adultos, es probablemente el más descuidado, tal vez porque parece demasiado “básico” para exigir su ejercicio.

Para los bebés, reptar es una excelente etapa de empalme para el progreso de las habilidades motoras, ya que involucra a todo el cuerpo y requiere coordinación entre los brazos y las piernas. No hay que descartar esta función como adultos, pues trepar requiere movimientos contralaterales; por ejemplo, mover el ayuda derecho y la pierna izquierda alrededor de delante al mismo tiempo, lo cual es difícil de hacer al principio, más de lo que piensas.

Fomenta la atención plena sobre la posición de tu cuerpo, fortalece todas tus extremidades y especialmente tu núcleo, perfeccionamiento su flexibilidad y agilidad y, cuando se realiza a una distancia significativa, todavía proporciona un excelente prueba de acondicionamiento.

Arrastrarse igualmente es eminentemente utilitario, te permite moverte bajo obstáculos bajos, mantenerte en movimiento en situaciones de peligro (como por ejemplo, si hay algún tipo de balas pasando sobre tu inicio), arrastrarte silenciosamente, vigilar a animales y a humanos, y ascender/descender sobre superficies empinadas y resbaladizas mientras mantienes el permanencia.

Trepar se puede realizar con diferentes combinaciones de manos, rodillas, pies e incluso la espalda en contacto con el suelo, dependiendo de qué tan bajo desees demorar, qué tan rápido necesites moverte y si necesitas hacer cosas como transportar equipo mientras te arrastras.

Formas de practicar, desafiar y subir de nivel esta diplomacia física

– Arrastrarse con las manos, las rodillas y los pies en contacto con el suelo (“Arrastre de la mano de la rodilla”).

– Arrastrarse con las manos y los pies en contacto con el suelo, pero con las rodillas elevadas (“Remolque de pies/manos“).

– Arrástrate con los antebrazos y las piernas en contacto con el suelo (“Por empuje y remolque“).

– Arrastrarse con la espalda en el suelo, usando los pies y los hombros (“Remolque de hombros“).

– Arrástrate con la espalda en el suelo mientras sostiene poco en su vientre o pecho.

– Practica trepar bajo obstáculos muy bajos.

– Arrástrate a través de una viga estrecha.

– Deslizamiento de cangrejo (invertido).

– Arrastrarse cuesta en lo alto y cuesta debajo.

– Arrastrarse a largas distancias.

– Varía las superficies en las que te arrastras.

4. Saltar

saltar

Hay una razón por la cual asociamos saltar con alegría: es un movimiento muy defensor que te permite escapar momentáneamente de las fuerzas de la recaída. Pero igualmente es un movimiento muy sencillo. Ya sea que estés saltando a través de un riachuelo, sobre un obstáculo en tu camino, alrededor de debajo desde un escalón o alrededor de en lo alto para agarrar una fruta de un árbol, saltar te permite explorar con confianza complejos y difíciles ambientes.

Es un movimiento que igualmente tiene un gran impacto en tu fisiología, aumenta la capacidad de trabajo y la potencia de tu cuerpo. Por esta razón, saltar es un ambiente fundamental del entrenamiento musculoso, especialmente para aquellos que practican deportes de suscripción intensidad.

La astucia de saltar tiene dos partes: abandonarse el suelo y aterrizar. El extremo es aún más importante que el primero porque necesitas conocer cómo aterrizar de una guisa que absorba y disperse las fuerzas de impacto y seguir manteniendo el contrapeso al tocar el suelo. Por esa razón es mejor ilustrarse la técnica de aterrizaje antaño de comenzar a trabajar en la técnica del brinco en sí.

Formas de practicar, desafiar y subir de nivel esta astucia física

– Practica el “salto en profundidad” para trabajar en tu sagacidad de aterrizaje; trepa encima de una caja u obstáculo bajo y salta cerca de debajo (no es necesario que saltes mucho, simplemente inclínate con destino a delante en el borde y deja que la empeoramiento se encargue del resto).

– Practica un brinco amplio con distancia; puedes usar dos mancuerna para este propósito, salta de una y aterriza en la otra, variando la distancia entre las placas.

– Practica el brinco derecho para la prestigio y varía la cumbre de tus saltos.

– Practica saltando con una pierna.

– Varía la textura, la regularidad y la estabilidad de las superficies desde donde saltas.

5. Prosperar

escalar

Resquilar es una actividad excepcionalmente satisfactoria, tal vez se deba a la forma en que ejercitas las cuatro extremidades, a la emoción de desatender la tierra y ascender una prestigio o al desafío de controlar el peso corporal y contender contra las fuerzas de la gravitación. Ascender es una actividad muy dinámica, pues hay muchas superficies diferentes para hacerlo: paredes de roca, tuberías, cercas, paredes, escaleras, cada una de las cuales ofrece un nuevo desafío.

La diversión de resquilar va acompañada de serios beneficios físicos: trabaja todo tu cuerpo, prosperidad tu fuerza, capacidad de trabajo y agilidad. La técnica adecuada es importante tanto desde el punto de panorama de la seguridad como de la conservación de la energía.

Formas de practicar, desafiar y subir de nivel esta astucia física

– Colgar en peso muerto de una mostrador o del borde de una muro el tiempo que puedas.

– Realiza un climb-up/muscle up donde cuelgues de la parte superior de una muro y empujes tu peso alrededor de en lo alto y por encima de ella.

– Realizar un muscle up en una mostrador o la rama de un árbol.

– Sujétate a la estructura o horma que estés escalando con una sola mano. Punto extra si realizas otra actividad con tu mano disponible.

– Varía las directiva de las estructuras que escalas.

– Varía las superficies, texturas, material o construcción de las estructuras que escalas (rocas, cuerdas, redes, paredes, árboles, tuberías, etcétera).

6. Condonar peso

levantar

Hay muchas razones por las que un hombre debe ser musculoso, entre ellas el hecho de que la fuerza es la colchoneta de la buena forma física. Estar musculoso te permite hacer todos los demás movimientos de una forma más versátil y con menos posibilidades de lesiones. Si acertadamente todas las habilidades físicas desarrollan la fuerza en viejo o último límite, el progreso lo hace de la guisa más concentrada.

El sedición definitivamente no se trata solo de la fuerza y ​​el esfuerzo, sino incluso de la técnica, y esto se refiere a cosas como la postura, la tensión y la respiración, conservar la energía, lo que le permite elevar más y evitar lesiones.

Tener la fuerza lucha para encaramar objetos pesados no solo se traduce en el uso directo, como absolver una gran piedra, sino incluso sirve de preparación para sobrevenir a otro movimiento, como aguantar esa piedra a otro flanco.

Formas de practicar, desafiar y subir de nivel esta sagacidad física

– Practica reanimar objetos con buena técnica.

– Levanta objetos de variada monotonía, textura, tamaño y peso (incluidas personas).

– Varía la superficie del suelo en el que te paras mientras levantas.

7. Propalar y atrapar

lanzar y atrapar

Editar y atrapar son dos habilidades físicas distintas pero generalmente van juntas. Estas habilidades sirven como una gran parte de muchos deportes organizados, pero asimismo tienen muchos usos prácticos e incluso de supervivencia.

La naturaleza dinámica y cooperativa de propalar y atrapar, así como la menester de concentración y reactividad, lo convierten en una de las habilidades físicas más divertidas para practicar y ejecutar. Al mismo tiempo, la actos del conjunto de habilidades es muy benéfico para mejorar la movilidad de la sección media, las caderas y la espalda.

Formas de practicar, desafiar y subir de nivel esta tiento física

– Comience con una técnica sencilla de dispersión y atrapado.

– Venablo y atrapa objetos de uniformidades, texturas, tamaños y pesos variados.

– Varía la distancia entre el arrojador y el receptor.

– Bichero y atrapa mientras te arrodillas.

– Aguijada objetos sobre un obstáculo parada.

– Varía la distancia en que el objeto se mantiene alejado de tu cuerpo mientras tiras y atrapas.

– Varía el costado de tu cuerpo desde el que tiras y atrapas.