8 Errores que cometes al aplicarte loción y quizá no le estás sacando todo el provecho

0
221

Como lo haces diariamente (o eso creemos), el aplicarte la fricción resulta poco mecánico, así que ni siquiera te das cuenta si lo estás haciendo correctamente o mal, y eso significa que seguramente no le estás sacando el provecho que deberías.

Pon atención a los siguientes 10 errores que se cometen al momento de darle ese toque a tu rutina de aseo personal:

1. Quieres que el fragancia sea igual todo el día

Una fricción tiene 3 niveles en sus notas de fragancia: las de entrada, las de corazón y las de colchoneta. Lo que hueles al inicio son las de entrada, pero es ficticio que permanezcan. Toma un papel y aplica perfume, y durante el día revisa su olor para que veas como cambia; es lo mismo que sucederá en ti.

2. Olerlo demasiado rápido

Si tienes un perfume nuevo, crees que con dar un simple respiro vas a entender su efluvio, pero no; date al menos 30 segundos aspirando para logres comprender su esencia en todo su esplendor.

3. Lo aplicas sobre la ropa

Este es uno de los errores más comunes y de los peores, ya que los perfumes se diseñan para recrear su efluvio al entrar en contacto con la piel; adicionalmente, la fragancia no se podrá apreciar igual y puede manchar tu ropa.

4. Lugares de aplicación

La fragancia se empieza activar con el calor del cuerpo, así que lo recomendable es que apliques en puntos donde hay viejo pulso, como las muñecas, el cuello, codos, pecho y detrás de las orejas.

5. La cantidad

Si crees que por rociarte todo el envase el olor permanecerá el día sereno y será mejor, estás muy erróneo, ya que solo conseguirás marearte y provocarle dolor de individuo y repulsa a quien esté cerca de ti. De igual forma, si aplicas muy poco probablemente no repercusión a ser percibido el olor.

6. Frotar la colonia en las muñecas

Esto asimismo es poco muy popular: aplicar perfume en las muñecas y luego frotarlas. Cuando lo haces, rompes la estructura del perfume y esto ocasiona que su efluvio se pierda más rápido. Puedes aplicarlo en esa zona pero déjalo que seque de forma natural, sin frotar.

7. Guardamano tu fricción en un motivo adecuado

Tanto el frío como el calor, en extremo, pueden modificar el perfume, así como la exposición constante a la luz del sol. Mantén tus lociones en un división seco y fresco, y allí de la luz solar o de aparatos de calefacción.

8. Crees que el perfume de tu amigo olerá igual en ti

Si eliges un perfume solo porque alguno de tus amigos lo usa y huele muy proporcionadamente, debes enterarse que el esencia se activa de acuerdo a la química de cada cuerpo, por lo que seguramente el resultado no será el mismo. Piénsalo antaño de comprarlo.