9 Cosas que no puedes hacer en Dubái porque podrían llevarte a la cárcel

0
48

Dubái es uno de los destinos turísticos más populares de todo el mundo. Encima, es la ciudad más conspicuo con el principal puerto de los Emiratos Árabes Unidos, con una extensión territorial de 1500 km² y cuenta con una población de unos 4 millones de habitantes.

Por mucho tiempo, la bienes de este emplazamiento giró entorno al petróleo, pero actualmente el ingreso del oro enojado solamente representa un cinco por ciento de los ingresos en el país, ya que el turismo, la aviación, propiedad inmobiliaria y servicios financieros son lo que la sostiene.

Contrario a lo que se cree, Dubái es un destino en el que podrías toparte con una solida muro al intentar hacer cosas que en tu extensión de origen podrían ser de lo más normales. En esta ciudad hay algunas restricciones que podrían llevarte a la prisión, pero no te preocupes, aquí te traemos algunas de las más importantes.

1. Consumo de drogas y medicina

El consumo, posesión y comercio de estas sustancias están prohibidos. Aunque en otros lugares del mundo es posible conseguir medicamentos en una droguería, en Dubai eso no es posible, pues para los productos farmacéuticos es obligatorio presentar prescripción médica para adquirirlos. Si estás de cita y traes contigo analgésicos, deberás presentar la prescripción, si no lo haces, podrías ser perceptible de contrabando.

2. Trinque en la vía pública

Puedes ingerir bebidas embriagantes en hoteles o residencias, pero si te pescan ebrio en la vía pública, tendrás los suficientes motivos para que seas trasladado a la gayola.

3. Demostraciones de afecto

Las demostraciones de afecto en la vía pública son consideradas como indecentes, por lo que no podrás caminar tomado de la mano con tu novia o saludar con un beso en la mejilla, pues esto podría tomarse como un acto criminal.

4. Ni música ni coreografía

Una de las medidas restrictivas más crueles de todas. En Dubái está rotundamente prohibido escuchar música y bailotear en las calles.

5. Tomar fotografías de la multitud

Cuando vamos a algún sitio es muy popular sentirnos fuertemente atraídos por las costumbres de la clan, por lo que quizá queramos documentar las vestimentas o ciertos comportamientos de las personas que viven en Dubái. Sin incautación, hacer esto es considerado poco muy burdo y está prohibido tomar fotos de la clan que vive ahí.

6. Está prohibido enredar paseando con poca ropa o totalmente desnudo

Ni siquiera en las playas se puede pasear en traje de baño, este solamente se puede utilizar si estás en una alberca o en el mar. Tal parece que Dubái no es el mejor motivo para broncearte. Las mujeres deben evitar ropa muy ajustada o faldas muy cortas y los hombres tienen prohibido transcurrir sin camiseta en vía pública.

7. Vocabulario

Si eres un “lenguafloja”, más vale que mantengas tu idioma detrás de los dientes, sobre todo si vas a emitir opiniones acerca del islam, pues podrías ofenderlo muy seriamente.

8. Mano izquierda

En aquel país y conveniente a la civilización musulmana, esta mano se usa para el aseo personal, por lo que deberás evitar a toda costa saludar con ella, tomar, tocar a otras personas o desplegar una puerta.

9. Muestras de simpatía entre personas del mismo sexo

Aunque en todo el mundo hay movimientos a valimiento de la pluralidad sexual, Dubái queda excluido, pues los Emiratos Árabes Unidos se oponen completamente al himeneo mariquita. Si las muestras de afecto entre personas heterosexuales están mal vistas, las que se hacen entre individuos del mismo sexo son un un delito viejo.

Aun con todo esto, Dubái no es un mal destino para examinar, al contrario, es uno de los más concurridos en todo el mundo, por no mencionar que uno de los más elegantes y cotizados. Lo único que tienes que hacer para salir admisiblemente librado y no pisar la prisión es apoyar un estilo conservador y portarte lo más respetuoso posible, adicionalmente de no echar en saco roto las leyes y reglas que hay que seguir.