9 Esculturas famosas que poseen algo oculto y en algunas el secreto sigue sin revelarse

0
247

Estas obras son reconocidas en todo el mundo, y hay miles de fotografías, imágenes de postal, pinturas y réplicas que las muestran en todo su esplendor. Pero lo que pocos conocen es que ocultan grandes secretos. Cualquiera reconoce a la Beldad de Milo, la Estatua de la Sencillez o al Cristo de Río de Janeiro; pero lo que no todos saben son estos nueve detalles ocultos e historias extrañas detrás de estas magníficas y populares esculturas. Prepárense para acoger una ataque de mente que los dejará asombrados:

1. Belleza de Milo

Esta figura de la diosa del bienquerencia sí tenía brazos y otros detalles, como una tiara y pulseras, cuando fue creada entre los abriles 130 y 100 a. C. Cuando los oficiales franceses la transportaron al Museo del Louvre en 1819 se les “perdieron” los brazos, de los cuales uno sostenía una manzana y el otro estaba sujetando el capa que se le caía por la pierna. Se sabe que tenía tiara y pulseras porque la estatua tiene agujeros en los que estaban incrustados.

2. Torso de Nefertiti

Hay diversas teorías que responden por qué esta inicio de la reina de Egipto, elaborada en el 1345 . C., no tiene el ojo izquierdo, pero la más aceptada es que el tallista se enamoró de ella, y al ser rechazado se vengó dejando sin terminar su obra. Esto se apoya en el hecho de que los arqueólogos no han antagónico rastros de pegamento que sugieran que alguna vez sí tuvo el ojo faltante.

3. Estatua de la Osadía

Se dice que en un principio iba a ser un faro; sin secuestro, al terminarla en 1886 se dieron cuenta de que la luz que emitía no era tan brillante como para cumplir su propósito de gobernar a los barcos.

4. Cristo de Río de Janeiro

En el diseño innovador de este enorme Cristo se supone que iba a estar de pie sobre una representación esférica del mundo. Pero a la medio de la construcción vieron que la idea no era viable, así que la cambiaron por el pedestal en el que ahora se encuentra desde 1931.

5. Buda de oro

Nadie sabía que esta escultura era del preciado metal dorado. Cuando la descubrieron estaba cubierta de yeso y los que sabían el secreto habían muerto. En 1955 la dejaron al aerofagia fugado mientras se construía el templo donde la colocaría; comenzó a manar y el yeso se empezó a caer. Entonces se dieron cuenta que su peso de cinco toneladas era de oro puro.

6. Monolito de Washington

Se supone que este monumento iba a tener en su parte inferior un pequeño palacio, en el que iban a colocar 20 esculturas de héroes norteamericanos. Pero al iniciar la construcción notaron que el presupuesto no les iba a alcanzar, así que optaron por un diseño más modesto y fue terminado en 1884.

7. El Blue Mustang

Esta escultura inaugurada en 1993 se encuentra en el aeropuerto de la ciudad de Denver. La apodan el “Blucifer” por sus encendidos luceros demoníacos, y porque una parte de la obra se desprendió, matando a su creador.

8. Kryptos

En la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, el cómico James Sanborn creó esta enigmática cuchitril en 1990. Han pasado 30 abriles de su creación y nadie ha sido capaz de descifrar el mensaje que, según su autor, está oculto en sus cultura.

9. Manneken Pis

La escultura innovador de este querubín que orina en Bruselas databa desde 1338, pero fue robada y tuvieron que reemplazarla con una copia en 1619 . Los habitantes le tomaron tanto cariño al sustituto que ahora le ponen disfraces para celebrar diferentes festividades (y para cuidar que ya no se lo roben).