9 Hechos históricos tan increíbles que pensarás que en realidad no ocurrieron

0
66

En la historia de la humanidad hay casos excepcionales que parecen sacados de alguna película de ciencia ficción. Sin incautación, una vez que sepas el contexto, quedarás sorprendido y te convencerás de que en efectividad sucedieron. A continuación te presentamos nueve casos completamente fascinantes y, aunque no lo creas, 100 por ciento reales.

1. Al Capone alimentaba a 2200 desempleados todos los días

Durante la época de la depresión estadounidense, Al Capone era de los criminales más buscados, pero asimismo uno de muy buen corazón, pues hay registros que en 1930 este hombre alimentaba a más de 2200 personas en Chicago todos los días.

El hombre reconocido por la mortandad de San Valentín tenía un corazón de pollo y durante una de las peores crisis económicas del mundo no podía soportar caminar por la calle y ver tanta pobreza, así que hizo poco para solucionarlo y abrió una “Cocina de sopas” en donde atendía mañana, tarde y oscuridad a muchas familias en condición.

Aunque el cuartos no salía directamente de los bolsillos de Al Capone, sino que reunía donaciones de muchos hombres de negocios. Nadie sospecharía que este gánster era un filántropo.

2. Sí te puedes fallecer de risa

Alex Mitchell muerto de risa

No es el primer caso de homicidio por risa, es poco que ha existido desde la antigua Grecia hasta la modernidad. Alex Mitchell estaba viendo un episodio de The Goodies Show en 1975 y tras escuchar una broma se rio por 25 minutos y esta carcajada causó una equivocación cardíaca que causó su homicidio.

Aunque los doctores determinaron que la risa no fue la causa vivo de la asesinato, sino un problema cardiovascular hereditario, la esposa agradeció a los cómicos del programa por suceder hecho que su consorte fuera eficaz en los últimos 30 minutos de vida.

3. Annie Edson Taylor, la primera persona en sobrevivir un alucinación en las Cataratas del Niágara en un barril

Annie Edson Taylor barril

Esto no es ninguna mentira. Annie emprendió un alucinación por el Niágara en el interior de un barril y si te preguntas por qué hizo esto, la respuesta es meramente económica. Pues tras su correr, ella alcanzó cierta triunfo y una considerable fortuna por contar su aventura.

Desafortunadamente, su mánager le robó el barril y ella gastó hasta el posterior centavo contratando investigadores privados para atraparlo. Este hombre apareció en Chicago, pero para la mala suerte de Annie, volvió a escapar y nunca más volvió a verlo ni a él ni a su barril.

4. La importancia del café en Turquía

cafe turco

En el siglo XVI, el café era muy codiciado en la civilización turca, tanto que una mujer podía solicitar el divorcio de su marido si este no era capaz de proveer esta bebida.

Así fue como el café se volvió parte importante de la vida de toda una sociedad y se consideró como un artículo indispensable de la canasta básica. En este periodo, Constantinopla se llenó de tiendas de café. Lamentablemente, poco tiempo a posteriori, el gobierno de Khayr Bey, temeroso por el poder de los cafetaleros, prohibió por completo esta bebida, lo que no hizo oportuno a nadie porque para ese momento, todos consideraban al café como venerable y una parte importante de su civilización.

5. Un avión israelí aterrizó sin una ala

avion israeli

Esta verdadera correr de la Fuerza Aérea israelí ocurrió el 1 de mayo de 1983 en Negev Region. Dos naves chocaron en el espacio durante una sesión de entrenamiento y una de ellas, la nave F-15, perdió un ala a posteriori de la colisión. Aunque todos consideraron que la nave explotaría al intentar aterrizar, el piloto Ziv Nadivi fue capaz de hacerlo y redimir su vida. Una proeza del nivel de una película de Comisión inalcanzable.

6. Tres jóvenes intentaron demorar al Polo Boreal utilizando un esfera aerostático

globo artico

Esta historia pasó en 1987 cuando tres jóvenes suizos intentaron conmover al Polo Meta en su bola ligero. Esta expedición fue citación El Espacio Ártico de André.

Lamentablemente, ni Andre ni sus compañeros probaron el aeronave que importaron desde París y, en consecuencia, tres días a posteriori chocaron con un pilar de hielo.

Nadie volvió a enterarse más de ellos, hasta 33 abriles a posteriori, cuando un barco encontró sus cuerpos conexo a su diario y una cámara. En estos se puede ver que los tres hombres sobrevivieron durante unas semanas cazando osos polares y a posteriori murieron.

7. El hombre que hizo que lloviera en San Diego, California

Charles Hatfield

El año de 1915 fue congruo seco para esta ciudad, así que el gobierno contrató a Charles Hatfield, un hombre conocido por supuestamente tener una máquina para hacer manar.

Según este hombre, él tenía en su poder una combinación de 23 sustancias químicas que podrían alterar las condiciones de la entorno y, por lo tanto, producir tormenta, incluso en medio de una sequía.

El gobierno de esta ciudad contrató a este hombre y aunque tú no lo creas, tras soltar sus 23 sustancias secretas, las nubes cubrieron el Gloria de San Diego y las gotas de copia empezaron a caer. Lamentablemente, esta historia no tuvo un final atinado, pues lo que comenzó con una pequeña aguacero terminó por convertirse en la viejo tormenta de la ciudad. Llovió sin detener por un mes inalterable y el resultado fue una inundación sin precedentes en esta ciudad.

Aunque verdaderamente no se sabe si esta diluvio fue producto de estos químicos, la ciudad se negó rotundamente a pagarle a Charles por su experiencia y alegó que la precipitación fue enviada por Jehová. Así que vivo o no, este hombre se marchó con las manos vacías y San Diego quedó inundado.

8. Un hombre se enfrentó a un inteligencia por combate y ganó

juicio por combate

En 1817 en Inglaterra, un criminal llamado Abraham Thornton, acentuado de violar y asesinar a una inexperto, pudo caminar autónomamente a posteriori de que su defensa pidió un “juicio por combate”, que en esos momentos seguía siendo una figura constitucional válida, pero nadie la había pedido desde tiempos medievales.

El imputado puede enfrentarse a quien lo ha perceptible, en este caso el hermano de la víctima, quien se rehusó a aceptar el combate y, en consecuencia, Abraham Thornton fue libre y exonerado de sus delitos. Dos abriles a posteriori, en 1819 se derogó el madurez por combate, por miedo a que cualquiera más volviera a pedirlo.

9.  La lección era considerada una enfermedad crónica en el siglo XVIII

leyendo pintura

Ahora las campañas de leída buscan que todos agarremos un obra y soltemos el celular, pero en el siglo XVIII se creía que la ojeada era toda una suma de los adolescentes. Hay que pensar que en estos tiempos no había muchos entretenimientos y las novelas eran como el TikTok de esta coexistentes.

Mientras la triunfo de los libros iba en aumento, los jóvenes no podían dejar de observar, así que la sociedad empezó a preocuparse por “el exceso de lectura” y hasta le pusieron varios nombres: Manía, ira lectora o sensualidad lectora.

Esto no fue un caso apartado de un país o dos, en Europa fue considerada como “la epidemia lectora” y las consecuencias de la anexión a los libros eran una moralidad disoluta y una conducta promiscua. La novelística que se consideró culpable de este nuevo comportamiento fue The Sorrows of a Young Werther, de Goethe, quien asimismo fue culpado por depresión adolescente e intentos de suicidios por parte de sus lectores.

La vida superando la ficción.