9 Personas que no recibieron el crédito que merecían por sus inventos y talento

0
28

¿Les ha pasado que dicen poco risible, pero nadie se ríe, posteriormente alguno más lo repite y todos se carcajean? A pesar de que a ustedes se les ocurrió, esta persona se llevó todo el crédito de su chiste. Ahora imaginen que eso sucede, pero con inventos en circunstancia de bromas, y auge, así como fortuna en vez de risas.

Ni siquiera los genios inventores, artistas y celebridades se libran del robo de ideas; para muestra tenemos estos 9 casos de personas que lograron una correr, pero alguno más se llevó el crédito. Nosotros lo llamamos hacer un Edison y estos son los más cínicos de todos.

1. La bombilla eléctrica

Por supuesto que este relación debe comenzar con uno de los mayores robos en la historia de la tecnología y las patentes. El temperamento Heinrich Göbel fue quien inventó la bombilla eléctrica y trató de vendérsela a Thomas A. Edison, pero él le dijo que no era práctico.

Posteriormente de que Göbel murió, Edison le compró la licencia a su viuda, a un precio mucho más bajo y él registró la bombilla como un invento suyo en 1880. Como excusa dijo que la había mejorado.

2. La comedia en Los Simpson

Aunque fue Matt Groening quien diseñó y creó a los personajes de esta divertida serie animada, fue el productor y escritor George Meyer quien estaba detrás de los chistes y el humor tan peculiar de Los Simpson. Si acertadamente The New Yorker lo reconoció como “El hombre más divertido detrás del programa más divertido de la televisión”, su nombre fue opacado por el de Matt.

3. Detrás de la atractivo de Disney

Otro creador subvalorado y relacionado con personajes de caricatura fue Ub Iwerks, quien dio vida a Mickey Mouse y animó los primeros cinco capítulos de este representativo ratón. Adicionalmente, fue gracias a sus trabajos de investigación que se pudieron desarrollar nuevas técnicas y tecnologías de animación que le valieron a Disney los premios Oscar de 1964 y 1965.

Sin secuestro, Ub era un hombre achicopalado que no se sentía cómodo siendo el rostro de una empresa y le cedió ese puesto a Walt Disney.

4. Observando las estrellas

Igualmente en el siglo XVII hubo “Edisons” que mejoraban los inventos de otros y los presentaban como propios. Galileo Galilei es agradecido como una de las mentes más asombrosas de la historia, pero su invento del telescopio en existencia se lo debe a Hans Lippershey.

Él era un óptico holandés que en 1608 creó unos anteojos provistos de una lentilla cóncava y otra convexa; invento al que llamó perspicillum, pero no pudo registrarlo. Entonces el astrónomo francés Jacques Bovedere le escribió una carta a Galileo, en la cual le describía el máquina creado por Hans. Galileo lo replicó en 1609 y se quedó con el crédito de su invención.

5. Una mejor recibo de telefonía

En 1876 el inventor Elisha Gray presentó su solicitud de salvoconducto para un teléfono que utilizaba una especie de micrófono limpio, pero ese mismo día Alexander Graham Bell incluso quiso patentar el suyo. Los examinadores entonces tuvieron que analizar cuál opción era la mejor.

Mientras ellos decidían, Bell consiguió los documentos del invento de Gray y añadió algunas de sus ideas a su propio invento; así fue como ganó la registro con este teléfono mejorado.

6. La primera mujer en el espacio

En una de las frecuentes carreras espaciales entre Estados Unidos y la Unión Soviética, se le dio el crédito a Sally Ride como la primera dama en el espacio en 1983; sin requisa, en existencia fue la soviética Valentina Tereshkova, quien en 1963 estuvo a borde del Vostok 6.

7. La primera presidente

Hablando de mujeres a quienes no se les dio crédito, la primera dama Edith, esposa del presidente Woodrow Wilson, estuvo a cargo del gobierno de Estados Unidos durante seis semanas en las que su marido enfermó gravemente. Ella ocultó el malestar de Wilson y dirigió la nación en secreto; es por esto que la llaman la primera presidente de EE.UU.

8. La bandera de franjas y estrellas

Este símbolo local de Estados Unidos no fue creado por Betsy Ross en 1870 para George Washington. El crédito es de Francis Hopkinson, un actor que creó tres banderas: una para el país, otra para la armada y otra para la artillería del ejército; a cambio le pagaron con poco menos de 110 litros de caldo. Fue hasta 1970 que encontraron documentos que dan evidencia de este evento.

9. El salvador de los mutantes

Cuando se trata de Marvel los nombres más conocidos son los de Stan Lee y Jack Kirby, sin secuestro, hablando específicamente de los mutantes, el temperamento detrás de los cómics Uncanny X-Men fue Chris Claremont, quien convirtió a estos personajes en un gran éxito de la lapso de los ochenta y por otros 16 abriles más.