9 Prendas informales que nunca debes usar para ir a una entrevista de trabajo

0
140

Tal vez eres el indicado para el puesto y es el empleo consumado para ti, pero las primeras impresiones nunca se olvidan, y si descuidas la apariencia en tu entrevista de trabajo quizá te rechacen con el clásico “nosotros le llamamos luego”.

La ropa y tu apariencia son un refleja de tu personalidad, y en una entrevista de trabajo debes expresar mucha confianza en ti mismo, mostrar que eres un hombre disciplinado que se apega a las reglas de la empresa y que pones atención en los detalles. Así es casi seguro que te den el empleo.

¿Cómo vas a conseguir eso solo con tu vestimenta? No quiere proponer que vayas de inmediato a usar un traje muy formal. En primer extensión debes tomar en cuenta el tipo de empresa a la que vas y cómo visten los demás empleados. Explora antaño el contorno, analiza el código de ropa que usan en ese lado y a posteriori lo que sigue es apañarse un atuendo que cumpla esas normas.

Ya antiguamente habíamos hablado sobre algunos consejos básicos para las entrevistas de trabajo, pero tan importante es aprender qué hacer como lo que no debes intentar. Esta vez te diremos nueve cosas que nones debes usar en tu vestimenta cuando te prepares para ese momento fundamental de obtener el puesto que quieres:

1. Sandalias de playa

A menos que estés buscando empleo en el bar de una playa, nunca debes usar este tipo de calzado en una entrevista. Siempre debes mostrar un calzado serio y sobre todo honrado. Incluso podrías resistir tenis si el código de vestimenta en el trabajo es más informal, pero todavía debes cuidar que estén relucientes.

2. Ropa deportiva

Actualmente la moda permite que podamos usar este tipo de vestimentas en más lugares que el estadio. Sin requisa, cuando se trate de una entrevista de trabajo debes evitarla por completo. Olvídate de pants, sudaderas y shorts porque le restarán muchas seriedad a tu imagen.

3. Demasiado perfume

Todos los caballeros deben entender usar con discreción un perfume o fragancia masculina. En una entrevista de trabajo cuida no excederte con la colonia; debe ser poco discreta pero que delate tu presencia. De lo contrario, quizá los reclutadores no recuerden otra cosa de ti más que tu robusto olor.

4. Ropa para el puesto que quieres

Es como dicen, vístete para el trabajo que quieres tener. Si quieres obtener un empleo debes notar cómo visten las demás personas con ese mismo cargo en la empresa, imitar la apariencia y superarla.

5. Colores claros

Más allá de la psicología de los colores, esta recomendación es por la cuestión habilidad de la aseo. La ropa de colores claros tiende a ensuciarse más rápido y las manchas se le notan más que a los tonos oscuros.

6. Pantalones y camisas de mezclilla

La mezclilla puede ser muy cómoda pero incluso es una tela muy informal. Si tal vez no tienes de otro tipo de pantalones o caminas, lo que puedes hacer es complementar tu imagen con un saco y zapatos casuales.

7. Audífonos

Ningún entrevistador va a tomar en serio a una persona que no se quita los auriculares o audífonos. Tal vez sepas que es demasiado obvio que se trata de una bastedad y nadie lo haría, pero al parecer hay gentío que no lo cree y quiere fosforescer muy sofisticada con sus Airpods.

8. Ropa de moda

Las tendencias de la moda son una cosa y la ropa para un trabajo es otra. Hay personas que se dejan transigir por “lo que se está usando”, pero debes memorar que las modas son pasajeras y tu trabajo va a ser poco estable. Procura usar atuendos sencillos y conservadores para que el entrevistador no se distraiga con tu extravagante atuendo.

9. Ropa arrugada

El cuidado de los detalles es una característica que cualquier empleador búsqueda, y presentarte con ropa arrugada simplemente les hace ver que no te interesa ser minucioso. Así que a sacar la plancha y a darle una buena pasada a toda tu vestimenta.

Ahora que sabes lo que no debes hacer, estás más preparado para presentarte en tu próxima entrevista con seguridad y confianza.