A Bill Murray no le gustó ‘Ghostbusters 2’ y reveló que lo engañaron para hacerla

0
45

La película Los cazafantasmas que se estrenó en 1984 fue un éxito total, por lo que se pensó que sería una buena idea hacer una secuela en 1989. Sin requisa, Bill Murray, uno de los actores principales, pensaba que se trataba solo de revivir la vieja empíreo de la primera cinta para percibir moneda, así que no quería hacerla, aunque finalmente le contaron de un gran plan para convencerlo, pero esto no fue lo que terminaron filmando, por lo que todavía detesta esa secuela.

Todo el mundo esperaba esa combinación de humor y enigma de la primera cinta. Adicionalmente, la gran química que había entre el reparto fue uno de los principales motivos por lo que los actores decidieron embarcarse de nuevo en una secuela. Por otro costado, los productores hablaron con ellos y les presentaron un plan con el que les aseguraron que repetirían o incluso superarían el éxito acabado en el 84.

Previamente, los productores reunieron al equipo en una habitación de hotel y al tener varios abriles sin encontrarse y convivir, sintieron que sería una buena idea hacerlo de nuevo, aunque Murray era el más inobediente a participar. A posteriori de estar de nuevo juntos y reír hizo, este multipremiado actor aceptó participar en la cinta, así que ya estaban todos de nuevo listos para interpretar a los icónicos personajes.

Nos presentaron una idea para la historia que era verdaderamente buenísima. Pensé: ‘Jehová mío, podemos hacer que esto funcione’.

-Bill Murray

Desde los primeros días de rodaje, Bill supo que el esquema no tenía falta que ver con lo que le habían prometido, pero consideró que ya era demasiado tarde para retirarse. Adicionalmente, estaba disfrutando al mayor trabajar de nuevo con sus antiguos compañeros, con quienes la química continuaba en el estudio y las locaciones, así que continuó con el esquema, el cual no tuvo una buena recibo por parte del manifiesto si se compara con la primera película.

Finalmente, el repertorio decidió concentrarse en su trabajo y en pasársela acertadamente. Si correctamente no pudieron replicar el éxito de la primera entrega, se divirtieron como cuando la grabaron, aunque eso no quiere proponer que hasta la vencimiento Bill Murray no quiera a esa película por todos los cambios que se hicieron y que no tenían ausencia que ver con lo prometido. Así es el mundo del cine, en ocasiones se apetencia, mientras que otras veces se pierde. Ni musitar.