Abuelita de 101 años envía su currículum a una empresa porque quiere trabajar

0
67

Para muchos la vida va terminando conforme se hacen más viejos, pero esto tiene que ver más con la ademán que tengamos delante la vida. Si no lo crees, te presentamos a María Cardoso, una mujer brasileña de 101 abriles, quien redactó su currículo y lo envió a una empresa porque no quiere necesitar económicamente de nadie. Encima, desea tener sus posibles para comprar lo que más le gusta: caldo y carne.

En su currículo mencionó que tiene más de 70 abriles de experiencia sindical, poco que no cualquiera puede afirmar. Juliana Araujo, la psicóloga de Bienes Humanos, estaba tan sorprendida que decidió compartir esta historia en sus redes sociales, ya que considera a María como un ejemplo de vida, pues por lo regular pensaríamos que una persona de esa permanencia estaría en un orfanato o confinada a una cama sin salir para carencia de su casa.

Lo compartí porque fue poco que cambió mi día. Esta señora es una consejo sobre el empoderamiento mujeril. Es una disyuntiva de valentía, fuerza e independencia para todos.

-Juliana Araujo

Desafortunadamente, la empresa no la contrató por su destacamento tiempo, pero a través de las redes sociales, se ganó el respeto de cientos de personas. Encima, la psicóloga que la recibió le ofreció un trayecto por el centro de trabajo y se comprometió a enviarle una caja de caldo cada mes, como un premio a su comportamiento y esfuerzo, pues si lo piensas, hay parentela de 20 o 30 abriles que no quiere trabajar, lo que nos demuestra que todo se trata de voluntad y tener una visión positiva de la vida.

Seguramente, María no se rendirá y buscará otras empresas y quién sabe, tal vez la contraten porque tiene una enorme experiencia, más que cualquiera, o al menos seguirá ganando la culto de todo el mundo e, incluso, puede que algún ahora le regale unos cuantos filetes cada mes, como premio a su ejemplo. Si te sientes cansado y crees que ya has trabajado demasiado, piensa en esta abuelita.