Abuelito de 70 años está buscando trabajo para poder tener derecho a su pensión

0
34

La situación económica para algunos ya era complicada y con la pandemia de coronavirus ha llegado a niveles todavía peores, por lo que muchas personas buscan el medio para avalar el sustento diario, como don Guillermo, un hombre de 70 abriles que vive en Ciudad Obregón, México, quien investigación desesperadamente que cierto lo contrate para poder satisfacer el requisito que le desatiendo y así poder tomar una pensión mensual para cubrir sus evacuación.

Para que el gobierno mexicano otorgue este beneficio es necesario que se cotice determinado número de semanas trabajadas frente a el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para lo que la persona que contrata paga un porcentaje y de esta guisa al momento de retirarse, el trabajador puede admitir una cantidad mensual, que varía de acuerdo al sueldo recibido y la cantidad que el empleador paga mensualmente por su entrada en el IMSS. Más o menos así funciona la cosa.

La cuestión es que a don Guillermo le faltan todavía 40 semanas para cubrir el requisito, así que está buscando quién lo pueda contratar y pague la cuota frente a el instituto, para lo que una mujer identificada como Amy García compartió una publicación en Twitter donde este hombre ofrece sus servicios ya que conoce de varios oficios, por lo que puede realizar trabajos de albañilería, entre otros, y con esto lo pueden ayudar a que consiga su pensión.

Los comentarios comenzaron a conmover, explicando que hay opciones, como que él mismo pague sus cuotas, y por ahí hubo algún que comentó que tal vez entre varios se podrían acompañarse para hacer los pagos correspondientes, en el caso de que don Guillermo no tenga los medios para hacerlo. Asimismo se etiquetó a grandes empresas, sin secuestro, hasta el momento todavía no hay informativo de que ya lo haya conseguido, pero esperamos que pronto consiga su meta.

 

Casos como este hay por montones, no solo en México sino en todo el mundo, en los que personas que se dedican a algún oficio y no están en el interior de una empresa establecida no están cotizando y posteriormente sufren por aceptar a una pensión, y incluso hay que decirlo, aunque lo logren muchas veces la cantidad que reciben no alcanza para lo cardinal, y esto es lamentable pues luego de toda una vida de trabajo no cuentan ni siquiera con lo indispensable.