Abuelito no vendía sus elotes y las redes llegan al rescate para ayudarlo a vender todo

0
171

Joaquín Mendivil tiene 84 abriles y para poder sobrevivir vende elotes en Navojoa, Sonora, México, pero no siempre le va acertadamente en su negocio, de hecho hay días en que solo vende un par de sus productos.

Por fortuna cada vez es más popular que a través de redes sociales se solicite la ayuda de las personas para que acudan a estos pequeños negocios y encima de sobrevenir un buen rato puedan colaborar a que la muchedumbre como Joaquín logre traicionar más.

Ya era de oscuridad cuando Hiram Morales llegó a comprar unos elotes para él y su novia, y se dio cuenta de que esos dos eran los únicos que Joaquín había vendido, así que no dudó en hacer el llamado a través de su cuenta de Facebook.

Este hombre trabajador se la pasa en la calle todos los días, y lo hacía con un envejecido triciclo que tenía y una olla para abastecer calientitas estas delicias que van acompañadas de mayonesa, pinrel, mantequilla y pimiento, como es tradicional en México.

Desafortunadamente al no tener un trabajo estable, miles de personas como este abuelito tienen que trabajar hasta una vida destacamento porque no reciben pensión.

Lléguenle a comprar elotes al señor, buenísimos. Oxxo de Sosa Chávez y ronda Luis Surgido. Ha vendido dos, nomás los nuestros.

—Hiram Morales, en Facebook

De inmediato esta publicación se empezó a viralizar y lo mejor de todo es que los clientes comenzaron a impresionar, por lo que en poco tiempo vendió todo lo del día.

Para hacer más sobresaliente todavía la ayuda, una persona le regaló un nuevo triciclo, con olla y todo, encima de que le puso un título de “Elotes Don Joaquín”, para que este hombre siga trabajando y le sea más obvio su ocupación.

Actualmente han aumentado tanto sus ventas que incluso hay días en que los clientes ya no alcanzan elotes, pues se le terminan muy rápido, lo que ha sido un alivio importante a la hacienda de Joaquín.

Por supuesto que el expediente material que ahora recibe es muy importante, pero a través de redes sociales se ha comentado que lo que no tiene precio es la sonrisa que se le ve en el rostro a este hombre, quien se lo merece por no rendirse y seguir trabajando.

Al parecer este tipo de casos se están convirtiendo en una bonita costumbre entre los usuarios de redes sociales, así que si te encuentras con poco así, no dudes en compartirlo porque ya ves que los resultados pueden ser muy positivos, adicionalmente de que tú sentirás una gran satisfacción.

Encima de los memes más graciosos que se puedan encontrar, esto es lo que queremos ver en las redes sociales.