Activista se niega a dejar Afganistán sin llevarse a sus perritos y a todo su equipo de trabajo

0
69

La incursión de las tropas militares de Oeste en Afganistán no solo cambió la vida de las personas del país centroasiático, sino que todavía los soldados que llegaron vieron sus vidas trastocarse por el extraño ámbito generado por el choque de culturas.

Este es el caso de Paul Farthing, apodado Pen, un soldado del Reino Unido que llegó en 2004 al país afgano y que desde entonces vio como su presencia comenzó a cambiar para perfectamente y para mal la vida de los habitantes de Afganistán.

En circunstancia de dedicarse simplemente a custodiar las tensiones políticas y atender las zonas de conflicto, Pen dedicó su tiempo a crear una estructura para la protección de animales, lo que ha traído una oportunidad de avance profesional para las veterinarias afganas.

Ahora, frente a la toma del país por el Talibán, Farthing se rehúsa a dejar el país sin los animales que rescató, pero sobre todo, sin las mujeres y hombres afganos que han construido yuxtapuesto a él la estructura de protección animal conocida como Nozwad, que se ha dedicado a cuidar perros, gatos, caballos, burros y todo animal sucio.

Paul Farthing señala que Oeste tiene una gran responsabilidad con las personas de Afganistán, pues tal parece que durante todos estos abriles de ocupación no hicieron más que dar falsas esperanzas y aspiraciones a miles de almas. Para Farthing, estas expectativas que se tejieron durante 20 abriles se abandonaron en cuestión de semanas.

Dimos a la clan esperanza, aspiraciones, sueños para el futuro. En cuestión de semanas, se los hemos quitado.

La fundación de Pen nació luego de que presenciara una pelea entre perros, de la que rescató a uno de ellos nombrándolo Nozwad por la ciudad en que todo tuvo zona. Ahora rebusca que el gobierno de Reino Unido haga una excepción en sus vuelos de rescate para intérpretes y trabajadores del gobierno inglés para que su fundación completa, trabajadores y animales, puedan ser evacuados de Afganistán.

¿Qué le dices a cualquiera a quien probablemente le dirán que tendrá que casarse con un combatiente talibán y acabará viviendo en casa, sin que nunca se le permita irse y simplemente criando hijos con alguno a quien detesta absolutamente?

Para alcanzar su objetivo calma cobrar 200 mil dólares para conseguir un avión que pueda sacar de Afganistán a los veterinarios y animales de Nozwad a indemne. A través de su página web han empezado a percibir la donaciones para obtener su objetivo y todo parece ir perfectamente, pero no han acabado establecer contacto directo con el gobierno anglosajón.

Esperamos que la estructura logre desocupar a sus trabajadores y animales, pues durante más de 15 abriles ha permitido que mujeres y hombres ejerzan sus profesiones y ayuden a su comunidad rescatando y aliviando a cientos de animales.