Aerolínea china organiza un vuelo que no va a ningún lado; se venden todos los boletos

0
121

“Estimados pasajeros, les habla su capitán. Estamos a punto de iniciar con este vuelo que durará alrededor de tres horas y que en realidad solo se trata de volar en círculos por la ciudad, y volveremos a aterrizar en este mismo aeropuerto. Abrochen sus cinturones… y disfruten su vuelo”.

Poco así pudo tener dicho el capitán del avión A321neo Jet de la aerolínea Starlux, en China, pues uno de sus vuelos verdaderamente no iba a ninguna otra ciudad o país. No tenían otro destino y sin confiscación todos lo boletos de este alucinación se vendieron en cuestión de horas.

Para reactivar la heredad en el sector turístico las aerolíneas están buscando nuevas formas de ofrecer sus servicios, y en China se les ocurrió que podrían ofrecer vuelos panorámicos adentro de los límites de Taiwán.

El boleto tenía un costo vecino de 160 dólares, duraba tres horas, y encima los pasajeros podrían disfrutar de una cena muy monopolio preparada por el restaurante Longtail, cuyo chef ha sido agradecido con una suerte Michelin. No suena cero mal.

Este revoloteo prometía vistas panorámicas de la ciudad de Taiwán que no se pueden obtener de ninguna otra guisa, y como adicionalmente muchas personas extrañan salir de alucinación (aunque sea solo por la sensación de volatilizarse), los 188 boletos disponibles de agotaron.

Esto se podría convertir en una nueva forma de turismo (con medidas de higiene y seguridad, obviamente) que ayudaría a la capital de las aerolíneas; pero incluso serían otra opción para quienes quieren disfrutar de una estupenda presencia y solo quieren hacer un revoloteo por el puro placer de sentirse en las jefatura.