Alcalde de El Bosque ante complejidad de Operación Cajas: “Nos hubiera gustado ser parte de esa planificación”

0
114

En dependencia doméstico, el pasado domingo, el Presidente Sebastián Piñera hizo un importante anuncio. El Gobierno repartiría 2,5 millones de cajas para las familias de más escasos fortuna, como una guisa de atenuar las dificultades asociadas a la disminución de ingresos afectada por las medidas sanitarias para contener los contagios por COVID-19. La iniciativa del Gobierno es admisiblemente pinta por el corregidor de El Bosque, Sadi Melo, quien sin incautación cuestionó la forma en que se gestó la idea en La Moneda.

El corregidor de la comuna ubicada en el sector sur de la caudal dijo a La Tercera que la prioridad de su municipio en este momento son los adultos mayores, muchos de ellos postrados, y las cerca de mil personas que están contagiadas con coronavirus en la comuna que ha concentrado tensas jornadas de manifestaciones, protestas e incidentes precisamente por el tema alimentos.

“Hemos entregado 2.500 cajas de alimentos, pero nuestros recursos se han visto muy demandados”, dijo el corregidor Melo, quien valoró como “tremendamente importantes” los anuncios que hizo el Presidente Piñera el domingo pasado, pero, para ser franco –dijo– “nos hubiera gustado haber sido parte de esa planificación, haber entregado nuestra opinión en la ejecución”, fustigó.

A modo de ejemplo, el jerarca comunal de El Bosque señaló la tremenda tarea que significa repartir 2,5 millones de cajas con alimentos. “Esperamos que eso no quede solo en un anuncio”, comentó.

En esa recorrido, Sadi Melo recuerda que desde que llegó el virus a Pimiento han sido los jefes comunales quienes han ido advirtiendo al Gobierno la efectividad de las calles y los barrios.

“Al principio dijimos que los chicos no podían seguir asistiendo a clases; luego, cuestionamos el ‘retorno seguro’; cuando comenzó a subir la curva pedimos cuarentena en algunas comunas, yo personalmente en el eje Gran Avenida que cruza mi comuna, y cuando se decretó la cuarentena, dijimos que la única forma de darle viabilidad era acompañándola de una serie de medidas sanitarias, como testeo, toma de exámenes, entrega de remedios y de alimentos, y comparsa a las familias, que es lo que hemos hecho en El Bosque y muchas otras comunas…”, explicó.

“Pero insistimos en que los fortuna municipales no serían suficientes y que el Estado tenía que colocar los posibles ahorrados en tiempos normales. Sin entrar en discriminaciones odiosas, no es lo mismo poblar la cuarentena en el intramuros parada, con familias que siguen recibiendo sus sueldos intactos, con delivery a la puerta y una serie de otros beneficios, que encerrado en un block de una comuna endeble como esta”, añadió.

Consultado por las manifestaciones sociales ocurridas en El Bosque a comienzos de esta semana, Melo sostuvo que era poco que “se veía venir” y agregó que en cuatro semanas en cuarentena se ha ido acumulando una crisis de ingresos para sobrevivir en muchas casas, “había mujeres, personas mayores y jóvenes en esa esquina donde confluyen El Bosque, La Pintana y San Bernardo. No hay que criminalizar esta expresión”, advirtió.

Finalmente, el corregidor criticó la osadía del Gobierno de querellarse por los saqueos y disturbios ocurridos y recalcó que “la expresión social siempre tiene una diversidad de rostros… No podemos confundir los delitos con manifestación legítima de la gente. Ojalá que estas protestas no se expandan y lleguemos pronto a cubrir los sectores vulnerables de la capital”, concluyó.