Alianza Humboldt Atacama acusa a Andes Iron y al CORE de Coquimbo de “presionar a la justicia” para aprobar el proyecto Dominga

0
132

La estructura Alianza Humboldt Atacama denunció un “lavado de imagen” por parte del Consejo Regional (CORE) de Coquimbo y la empresa Andes Iron, titular de Minera Dominga, en un intento de “presionar a la justicia para que apruebe la nefasta iniciativa”.

En un comunicado enviado al diario El Mostrador, la estructura señaló que el 3 de mayo, El Mercurio de Antofagasta hizo una publicación llamamiento “Organizaciones sociales, gremios y pymes entregan apoyo masivo al CORE por respaldo a Dominga”. En el inserto, organizaciones de diversa índole habrían manifestado su apoyo al plan minero.

Sin incautación, desde la Alianza afirman que “hasta el día de hoy siguen apareciendo organizaciones que niegan tajantemente su suscripción de lo señalado en el inserto. A nuestro juicio, esta acción, junto a la del CORE, se enmarca en una campaña empresarial de «lavado de imagen», que pretende presionar a la justicia para que apruebe la nefasta iniciativa, sacando ventaja de los difíciles tiempos que atraviesa nuestro país a causa de la pandemia en curso”.

Recordaron que El 21 de abril de este año, el Consejo Regional firmó el Acuerdo N° 10703, por el cual otorga un voto político de respaldo a Dominga, acto que califican “improcedente”.

Recalcan encima que el plan Dominga, de la minera Andes Iron, fue rechazado en el año 2017 y no cuenta con una Resolución de Calificación Ambiental. “Además, actualmente se encuentra judicializado, luego de haber sufrido un fuerte revés ante la Corte Suprema de Justicia. El máximo organismo judicial le encomendó al Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta revisar los aspectos técnicos del citado proyecto y pronunciarse sobre los temas de fondo. Mediante este proceso, se concluyó que la minera no cumple con los requisitos mínimos establecidos por la ley y, por lo tanto, su iniciativa fue declarada inviable. Con base en esta sentencia, la Suprema Corte desestimó los argumentos de Andes Iron”.

Por otra parte, denuncian que a pesar del rechazo que sufrió este plan, Andes Iron “ha manipulado a la gente de manera sistemática, valiéndose de las necesidades y falta de apoyo de los gobiernos local y regional a las comunidades de La Higuera, acción que ya se venía registrando desde antes de la evaluación de la iniciativa. En tales circunstancias, y sin tener certeza de su habilidad legal para instalarse, la empresa organizó una feria laboral para que la gente presentara sus currículums y postulara a puestos laborales en su —recalcamos nuevamente— rechazado proyecto minero-portuario”.

“El actuar de la minera Andes Iron representa todo aquello de lo que nuestra sociedad se cansó: engaño, manipulación, presión política sobre las instituciones, corrupción, tráfico de influencias, proyectos deficientes con un alto impacto negativo en el medioambiente y la vida de las personas”, agregan.