Alumna del Colegio Everest declara ante la PDI: “Una de las educadoras agarró a Lissette, la puso en el suelo y luego se sentó encima de ella”

0
318

El 11 de abril de 2016 un congregación de alumnas de enseñanza media del Colegio Everest visitó el Centro de Reparación Especializada de Despacho Directa (Cread) Galvarino, circuito dependiente del Servicio Doméstico de Menores (Sename). Durante esa misma trayecto falleció en ese empleo la beocio Lissette Villa (11).

Cinco de las 24 estudiantes del Colegio Everest presenciaron la “contención” que aplicaron las educadoras a Lissette.

Sus testimonios fueron recogidos por la PDI, consigna La Tercera.

“Respecto de Lissette, debo decir que supe quién era después de que falleció, previo a eso la vi, pero nunca hablé con ella. Al llegar al hogar Galvarino, nos organizamos y fui junto a dos compañeras hasta la sala de las niñas más grandes. En esta sala nos pusimos a pintar (…) cuando nos retirábamos, salí de la sala y vi a Lissette en el suelo. En el pasillo, fuera de la sala, ella estaba muy inquieta llorando, gritando boca arriba, pegando patadas al suelo. La estaban intentando sujetar dos adultos, una era una mujer que le sujetaba los brazos, estando como agachada por el lado de Lissette, y había otro adulto que no sé si era hombre o mujer, que le sujetaba las piernas. Lo vimos y nos fuimos rápido, porque nos teníamos que ir, por lo que vi esto máximo dos minutos”, declaró una de ellas.

“Lo que sé es que, al parecer, Lissette estaba castigada, por lo que salió de la sala y en eso escuché gritos (…), no recuerdo si en la sala o en el pasillo, unas tías la tenían en el suelo, ella estaba boca arriba, había dos educadoras sujetándole los brazos y las piernas, una a cada lado, como evitando que pegara patadas. Luego la tomaron de los brazos y la llevaron al dormitorio, caminando”, dijo otra alumna.

“Ese día, una educadora al ver que una pupila se portaba mal, la agarró y la colocó en el suelo. Se puso encima de ella como sentada o arrodillada en el suelo, sujetándole las manos y la retaba para que se portara admisiblemente”, recordó otra nuevo, quien agregó que Lissette estaba boca en lo alto, intentaba soltarse y forcejaba.

“Esto duró un par de minutos y posteriormente la tía parece que con algún más se la llevó a la habitación. Ocurrió en el pasillo, calibrado fuera de la sala. No memoria cómo se llamaba la educadora, parece que era la que estaba a cargo de esta sala”, afirmó.

Una cuarta adolescente declaró que “vimos a Lissette enojada y alterada. Estaba parada, pero como que se tiraba al suelo. Nos llamó la atención esto, por lo que nos quedamos mirando. La educadora que estaba a cargo de la sala de estas niñas tomaba de las manos a Lissette mientras ella les pegaba patadas a los lockers y a todo a su rodeando. Asimismo había un hombre que intentaba tomarla de los pies para calmarla. La pupila gritaba como haciendo pataletas”.

“Estoy segura de que el mismo día que ocurrió esto fue el mismo día que falleció, porque recuerdo que al día siguiente vino la miss Fran hasta nuestra sala del colegio y nos dijo que había fallecido”, concluyó.