Amazon abre un almacén de lujo en una de las zonas más marginadas de Tijuana; así se ven los contrastes

0
61

El nuevo centro de paquetería de Amazon en Tijuana luce como un nuevo castillo que gobierna los alrededores de un intramuros insignificante. Las imágenes son desoladoras por sí solas y se volvieron virales rodeando del mundo, donde fueron llamadas distópicas.

Sin incautación, la imágenes tomadas por Omar Martínez, de la agencia fotográfica Cuartoscuro, son más medievales que distópicas. El gran almacén de Jeff Bezos, que costó 21 millones de pesos, parece incrustarse como protector y señor feudal del barriada que yace a sus faldas. La construcción enorme, pulida y cuadrilongo enfatiza la composición desigual de las casas hechas con madera, láminas y cartón, causando una robusto impresión de desigualdad que ha sido señalada internacionalmente.

Sin secuestro, Marisa Vano, la vocera de Amazon en México, señaló que la presencia de Amazon en México significa una oportunidad de empleo acertadamente pagado:

Desde nuestra arribada a México, Amazon ha creado más de 15 000 empleos en todo el país, lo que ha generado oportunidades de empleo con salarios competitivos y beneficios para todos nuestros empleados. Nuestros salarios y beneficios fortalecen a las comunidades locales, y estas inversiones ayudan a que estas áreas crezcan y construyan un mejor futuro.

Pero los verdaderos objetivos de este enredado de 32 mil metros cuadrados parecen ser otros: la subcontratación y la mano de obra baratura. Esto lo señala Charmaine Chua, profesora asistente en el Área de Estudios Globales de la Universidad de California (EE.UU.), quien encima hace notar que la nueva bodega estará muy cerca del almacén más magnate de la compañía en región hispanoamericano.

Según Chua, la posición estratégica entre el almacén de Tijuana y de Otay Mesa FC, en el condado de San Diego, averiguación crear un musculoso dupla para escamotear la constitución y los altos costos de los aranceles que frenan el comercio con China y que han ocasionado que el comercio estadounidense se vea en amplia desventaja.

Mientras tanto, para la presidenta municipal de Tijuana, Karla Patricia Ruiz Macfarland, la bodega de Amazon representa un paso más en la lucha contra el desempleo en la ciudad. El gobierno tijuanense asegura que se ofrecerán 250 empleos nuevos.

Por su parte, Amazon lanzó un comunicado donde expresa que quieren seguir contribuyendo con el bienestar de las familias mexicanas y que desde su arribada a México han creado más de 15 mil empleos.

Las imágenes del contraste no dejan de ser impresionantes y la horizonte aérea es la que mejor nos muestra la nueva bodega de Amazon como una especie de castillo o catedral medieval plástica que reina sobre la población mientras ofrece trabajo, protección, hospicio y alimento.