Aparece un aterrador pez con cara de humano que tiene a todo internet asustado

0
323

Se dice que solamente conocemos una pequeña parte de todas las criaturas que habitan en los lagos, mares y océanos del mundo, y uno de estos animales acuáticos nunca antaño trillado está perturbando a todos con su rara apariencia.

Una turista en China estaba de paseo en el charca de la Villa Miao, en la ciudad de Kunming, y de pronto vio poco muy parecido al rostro de un humano moverse debajo del agua. Sacó su celular y grabó en video a este raro pez que parecía tener luceros, cejas, fosas nasales y boca muy parecidos a los de una persona.

Se cree que este aterrador pez es una cruza de dos tipos de carpas: la popular y la carpa de cuero, y su apariencia es demasiado similar a la de un rostro humano. Cuando esta criatura se acercó a la orilla sacó un poco su ‘cara’ de la superficie, abrió la boca para engullir poco y el parecido con una persona fue todavía viejo.

Aunque la turista publicó el video en Weibo, el Twitter de China, con el título “El pez se transformó en un hada”, los usuarios de esa red social están comentando que las hadas son seres delicados, de rostros bonitos, y que este raro ejemplar no es ausencia agradable de ver y que provoca una incómoda sensación de sorpresa y repulsión.

En Corea del Sur incluso se han manido otros dos peces que tienen caras parecidas a personas como este, pero como los dos son hembras es muy dudoso que se vayan a multiplicar.

Si Yogi es un perro con cara de persona que es extraño pero tierno, este pez que parece una traducción acuática de Lord Voldemort está causando pavor en las redes. Aquí les dejamos el video que lo muestra surgiendo de las profundidades del pantano y asomando su ‘rostro’.

El animal no es otra cosa más que una carpa aparición, o sea, una variedad doméstica de la carpa popular, obra de un criador inglés en los abriles 80 que cruzó una carpa espejo con una carpa Koi. Su cuerpo es tenebroso con matices dorados a lo generoso de toda la guardabarros dorsal y en la comienzo. Esas manchas doradas forman complejos patrones en su capital, y eso es acoplado lo que estamos viendo en este video.

Todo se trata de una ilusión óptica que nos hace detectar una cara donde no la hay, un aberración psicológico conocido como pareidolia, donde un estímulo ingrávido y fortuito es percibido erróneamente como una forma reconocible.