Apruebo suma agua a su molino en la derecha: alcalde Alessandri se cuadra con la opción y critica a “los momificados que quieren que nada cambie”

0
169

El corregidor de Santiago, Felipe Alessandri (RN), no solo confirmó que votará Apruebo en el plebiscito constituyente del 26 de abril, sino igualmente anunció que hará campaña por el triunfo de esa opción. De paso, cuestionó a quienes están por el rechazo, señalando que “los momificados quieren que nada cambie”.

Los dichos del munícipe citadino confirman que en Renovación Doméstico siguen haciéndose salvoconducto las diferencias internas de cara al plebiscito del 26 de abril.

El partido está dividido entre quienes están por el rechazo –que es la fracción mayoritaria- compuesta básicamente por senadores y diputados, mientras por el apruebo figuran rostros como el timonel Mario Desbordes, el senador Manuel José Ossandón y el corregidor Germán Codina, entre otros.

Entrevistado en Radiodifusión Cooperativa, el patriarca comunal de Santiago confirmó su voto, al señalar que está “completamente resuelto y convencidísimo” de elegir a cortesía de una nueva Constitución. “Yo estoy por el Apruebo, porque creo que es una luz de esperanza, de dejar atrás las divisiones: el ‘que esta Constitución viene de Pinochet, no de Pinochet’ (…) No digo que la Constitución sea mala, pero tiene un origen espurio que, finalmente, nos divide como sociedad”, señaló.

Adicionalmente, el corregidor se cuadró con la postura del presidente de RN, Mario Desbordes, criticado por apoyar una nueva Constitución y por entablar un diálogo con la concurso. A su causa, “estas campañas del terror me llevan a pensar que son estos momificados que no quieren que nada cambie. Eso nunca es bueno”.

El patrón comunal recordó que para el plebiscito de 1988, “mi familia estaba por el Sí y pensaba que si ganaba el No iba a quedar la escoba… Finalmente, (en las décadas posteriores al fin de la dictadura) Chile nunca había avanzado tanto”.

En tal sentido, comparó los mensajes contra la nueva Constitución con otras legislaciones que sufrieron una campaña del terror en los ’90. “¿Se acuerda usted de cuando éramos casi el último país del mundo sin Ley de Divorcio? Decían que se iba a terminar la familia si se aprobaba, y finalmente, somos varios los que nos hemos divorciado en la vida, nos hemos vuelto a casar y no se ha destruido la familia, seguimos fortaleciéndola”, argumentó, enfatizando que “no hay que ser fatalistas”.

Alessandri añadió que “como dijo Mario Desbordes, ‘es muy fácil estar desde el barrio alto diciendo Rechazo’. Los alcaldes, los que estamos en la calle viendo que Chile está suficientemente maduro para hacer un cambio constitucional, estamos por el Apruebo”.