Argentina envía mensajes a Chile para fijar cita por extradición de Apablaza

0
334

Este miércoles, el vicepresidente UDI Edmundo Eluchans y el diputado del mismo partido Issa Kort llegarán a Buenos Aires para reunirse con representantes de la Cancillería de ese país. La delegación chilena irá en estrecha coordinación con el Empleo de Relaciones de Pimiento y tendrá como objetivo amarrar oficialmente la data de un primer conversación formal para discutir la extradición de Galvarino Apablaza.

El ex frentista es requerido en Santiago en la investigación del homicidio del senador Jaime Guzmán, en 1991. Y hoy cuenta con la calidad de refugiado político en Argentina, la que le fue concedida durante el gobierno de Cristina Fernández, en 2010. Dicha valor bloqueó un desacierto de la Corte Suprema argentina, que había definido extraditarlo a requerimiento de la honestidad chilena.

En ese contexto, en 2012, la grupo de Guzmán, la UDI y la Fundación que lleva el nombre del asesinado senador recurrieron a la Comisión Interamericana de DD.HH., pidiendo que intervenga frente a las autoridades transandinas.

Tras la salida de Fernández y el “kirchnerismo” del poder, el nuevo gobierno de Mauricio Macri se allanó a buscar una “solución amistosa”, a través de un diálogo oficial en el ámbito de la Comisión Interamericana. 

Así, la UDI ha insistido frente a la Comisión que pida a Argentina una plazo concreta para un primer lucha. 

Ahora, según dicen tanto en el gremialismo como fuentes diplomáticas, desde Buenos Aires han señalado que la Cancillería de ese país está arreglado para realizar esa primera reunión durante el próximo mes de octubre.

El tema fue abordado por Eluchans y Kort a inicios de la semana pasada, en una reunión con el canciller Heraldo Muñoz. Entreambos dirigentes gremialistas, encima, se coordinarán en Buenos Aires con el embajador José Antonio Viera-Gallito.

Los mensajes transandinos, dicen las mismas fuentes, se produjeron en paralelo a una comunicación importante para Pimiento: la semana pasada, los tribunales de ese país reconocieron la legitimidad al gobierno chileno para impugnar la resolución que concedió el refugio político a Apablaza.

En paralelo a las gestiones desplegadas por la UDI delante la Comisión Interamericana, el gobierno chileno había iniciado un proceso jurídico en Buenos Aires, para dejar sin sorpresa el refugio al ex frentista. La establecimiento de Cristina Fernández, sin secuestro, había cuestionado el derecho de un país extranjero para acogerse contra una osadía de ese tipo.

Con la valentía conocida la semana pasada en valenza de Santiago, se entrará al fondo del proceso. En ese contexto, la leída que existe en la Cancillería chilena es que el gobierno de Macri preferiría avanzar de forma más rápida por la vía del diálogo en el situación de la Comisión Interamericana, evitando que los tribunales transandinos revisaran una audacia adoptada por el Ejecutor.

El negociador ONU

Sin secuestro, en la Cancillería chilena igualmente tienen en cuenta otro hacedor: es difícil que en una primera reunión de octubre el gobierno de Macri muestre todas sus cartas y proponga una vía de acuerdo específica.

En Santiago, por el contrario, las expectativas apuntan a que los representantes argentinos lleguen a escuchar a su contraparte chilena y a delimitar en poco la conversación.

La razón, dicen las mismas fuentes: una negociación sobre el fin del refugio político de Apablaza podría complicar la candidatura de la canciller de Argentina, Susana Malcorra, a la secretaría militar de Naciones Unidas, lo que se definirá igualmente en el mes de octubre.

Esto pues su competidor y uno de los candidatos más fuertes hasta ahora para dicho cargo internacional es el ex primer ministro de Portugal, António Guterres, quien actualmente ostenta el cargo de Parada Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. 

En ese contexto, dicen las mismas fuentes, cualquier valor que abriera una controversia con la oficina para los refugiados de Naciones Unidas podría significar un lado a explotar por su rival.

Como sea, tanto en la Cancillería como en la UDI entienden que, al menos, que Buenos Aires se allane a fijar una aniversario y hora de guisa formal para un primer acercamiento ya es un avance.
“Esa es nuestra tarea para la próxima semana”, dicen en el gremialismo.

Fuente:T13.cl