Así es como la gente en 1950 pensó que estaríamos viviendo y viajando en el 2020

0
123

Seguramente nuestros antepasados están muy decepcionados de que ya llevamos dos décadas del siglo XXI y todavía no hemos hecho existencia todos sus locos sueños futuristas.

Tal vez la Revolución Industrial les llenó la habitante con la promesa de que en poco tiempo la humanidad habría creado toda clase de máquinas y artefactos, los cuales nos permitirían tener una vida cómoda. Pero en división de eso seguimos viajando en vehículos a cojín de gasolina, viviendo en casas muy sencillas, ah y no tenemos patinetas voladoras, qué burla.

Bueno al menos lo estamos intentando pero todavía deben comprender que su imaginación se desbordó un poco, y creyeron que ya estaríamos viajando en autobuses bajo el mar o viviendo en colonias espaciales.

Estas son 5 recreaciones de lo que le parentela del siglo pasado imaginaba sobre la forma de conducirse y alucinar que tendríamos nosotros. Parece que todavía estamos allí de todo esto ¿no creen?

1. La caravana anfibia

Este transporte fue diseñado en 1947 por Robert Zeidman,y su inspiración fueron los tanques experimentales que emergían del agua en la Segunda Combate Mundial. Se trataba de una especie de vagoneta que se podía convertir en tumbo de pesca

2. Un crucero a campo traviesa

En 1957 el ilustrador de ciencia ficción Frank Tinsley esbozó este enorme barco con neumáticos blandos como bolsas de garbo, que se podían desplegar al acercarse a las costas y subir a tierra firme. Esas llantas ya existían en aquel entonces, y fueron obra de William H. Albee, quien había manido cómo los esquimales transportaban toneladas de carne sobre pieles hinchadas de focas.

3. Autobús turístico subacuático

Un ingeniero de Niza en 1932 creía que el sucesivo paso a dar en el turismo era la posibilidad de hacer viajes bajo el agua, sin carecer submarinos. Así que diseñó este autobús con llantas tipo oruga para transportar una gran cantidad de personas por lagos, ríos y mares. Igualmente había pensado en un sistema de ferrocarriles cuyos vagones serían jalados por cables.

4. Casa de ocio del futuro

El temperamento James R. Powers  trabajó en los Estudios de Diseño Renovador de la compañía Ford, y una de sus tareas era imaginar aparatos que superaran las limitantes y convenciones de la vida ordinario. Pero adicionalmente de vehículos incluso diseñó en 1957 esta casa de verano futurista, que está equipada con un observatorio submarino, un helipuerto, y todos los vidrios funcionarían como paneles solares para darle energía a todo el circunstancia.

5. La colonia espacial para asueto

A finales de la plazo de los setentas la NASA estaba segura de que en el interior de poco tiempo muchas personas estarían viviendo en el espacio exógeno. Creían que la minería espacial necesitaría muchos empleados, y le encargaron al ilustrador Rick Guidice que diseñara un área en el que los trabajadores pudieran suceder sus asueto.

Esta imagen creada en 1977 muestra que esa colonia espacial tendría muchos jardines y estanques, los edificios estarían flotando y, no podía incumplir, la familia tendría mochilas de propulsión para moverse interiormente de este sitio espacial.

La tecnología ha liberal mucho en este siglo XXI, pero no lo suficiente para conseguir los ideales que tenían nuestros antepasados. Todavía tendremos que esperar para hacer sinceridad estas fantasías futuristas.