Así serán los vuelos comerciales en la nueva normalidad para conservar la distancia social

0
108

Cuando se requiere más espacio, hay que tumbar con destino a en lo alto, y eso lo vemos con las camas que son literas, los autobuses de “dos pisos”, los grandes rascacielos repletos de oficinas y departamentos, entre otras cosas. Ahora una empresa piensa usar estos conceptos para optimizar todo el espacio y así transportar a más personas en cada alucinación.

La empresa Zephyr Aerospace está desarrollando un plan para hacer un “segundo piso” en los aviones de vuelos comerciales y de esta guisa poder transigir más viajeros y de la guisa más cómoda posible, y asimismo a un costo bajo, con lo que se modificaría la forma en que se había estado viajando hasta el momento.

Encima, con todo lo que ha surgido con la pandemia de coronavirus, esta asimismo sería una buena forma para que se pueda realizar vuelos pero conservando la sana distancia, por lo que muchos lo consideran como una excelente iniciativa y esperan que el esquema pueda concretarse.

La empresa ha diseñado el Asiento Zephyr, que permite estar sentado, con las piernas extendidas o aceptablemente, recostarse para una veterano comodidad, más cuando se trata de un revoloteo muy espléndido, y así cada quien puede designar la posición que le haga mejor su revoloteo. Sin duda que esto es una buena comunicación, pues ocurrir ocho o más horas en un asiento puede ser poco verdaderamente terrible.

Nuestro diseño aumenta la capacidad en un 20% o más en aviones de larga distancia y reduce los costos al “desagregar” comidas costosas, equipaje y otras comodidades de primera calidad, ofreciendo el precio más bajo en la industria para una cama plana. Los asientos se pueden colocar en cabinas de líneas aéreas ya existentes, con ataque a todos los pasillos en una combinación 2-4-2. Los pasajeros podrían sentarse uno encima del otro en una parihuelas, usando una escalera para lograr fácilmente al nivel superior.

Al CEO de Zephyr Aerospace, Jeffrey O’Neill, se le ocurrió la idea a posteriori de pelear por sentirse cómodo en un revoloteo de 19 horas desde Nueva York a Singapur. “Probablemente estoy en la aerolínea mejor calificada del mundo, y estoy recibiendo un servicio maravilloso y la comida es comestible, pero no puedo dormir”.

-Zephyr Aerospace, en un comunicado

Desde hace dos abriles que se trabaja en el diseño de este asiento para que funcione al mayor y se pueda adaptar a los aviones que ya existen, lo que es un gran atractivo para las empresas porque no tendrán que comprar aviones nuevos con estos asientos, sino simplemente ajustarlos a los que ya tienen.

No cerca de duda que las cosas están cambiando y algunas de las evacuación que tenemos ya requieren otro tipo de atención. Por fortuna existen personas y empresas que están usando su ingenio al mayor para entrar a una nueva época y nosotros somos afortunados de ver todo esto.