Asilo crea una ‘sala de abrazos’ para que los abuelitos saluden a su familia sin riesgo de contagio

0
27

Poco de lo más terrible para todos durante la pandemia de coronavirus ha sido mantenerse acullá de las personas que queremos, pero quienes más lo han padecido son los adultos mayores por ser del orden de viejo peligro, pues deben permanecer aislados, sin la posibilidad de abrazar a sus familiares, al menos hasta ahora, porque un orfelinato en Italia creó una “sala de abrazos” totalmente evadido de peligro de contagio.

El Hospicio Doménico Sartor en la provincia de Véneto creó un espacio cubierto de plástico y sanitizante para permitir que los familiares puedan reunirse con sus abuelitos, y con esto le han hexaedro un viraje a la situación desesperante de no poder encontrarse frente a frente o distinguir un buen achuchón, lo que seguramente levantará el humor de todos los inquilinos de este extensión.

Los familiares pueden ingresar en grupos pequeños posteriormente de ocurrir por un filtro taza y con el uso obligatorio del cubrebocas. En el interior todo está sellado, hay ventanas de cristal, así como espacios cubiertos de grandes cortinas de plástico con algunos orificios para que los visitantes puedan meter las manos y brazos con el fin de tener poco de contacto físico, todo bajo estricta vigilancia para evitar riesgos.

De acuerdo al personal del hospicio, esto ha ayudado a mejorar el estado de humor de los residentes del punto, lo que tiene un impacto positivo en su vigor, así que esperan que este tipo de salas se empiecen a replicar en otros lugares, sobre todo ahora que se vive una nueva oleada de contagios de Covid-19 en Europa y de nueva cuenta habrá que permanecer en aislamiento.

Delante las circunstancias actuales hay que adaptarse y acciones como estas de verdad ayudan mucho a ayudar el buen humor, pues no es un secreto para nadie el poder que tiene un buen ataque. Ojalá pronto se puedan replicar por todo el mundo y cumplimentar esta posibilidad a más personas para que sientan todo el cariño de sus familiares, en peculiar porque ya viene la época navideña y harán más desidia que nunca.