AstraZeneca suspende pruebas de vacuna contra Covid-19 por efectos adversos

0
85

Las compañías farmacéuticas más o menos del mundo están trabajando para crear una vacuna efectiva que elimine el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante del Covid-19, pero todas deben seguir protocolos de seguridad y detener las pruebas si se detecta una defecto. La británica AstraZeneca ya había acabado conmover a la grado 3 de su vacuna contra el Covid-19 y estaba haciendo pruebas en países como Brasil, Reino Unido y Estados Unidos. Todo marchaba perfectamente, hasta que uno de los pacientes inoculados presentó una reservado reacción.

La vacuna desarrollada por esta farmacéutica fue administrada al menos a 30,000 personas, y hasta ahora algunas de ellas solo habían presentado malestares leves. Sin requisa, un voluntario presentó mielitis transversa, un trastorno neurológico inflamatorio que afecta la núcleo espinal, causado por infecciones virales, y tuvo que ser hospitalizado.

Conveniente a este caso de una reacción tan importante, las pruebas de esta vacuna se suspendieron en todos los países donde se había estado aplicando. Los científicos de AstraZeneca ahora están haciendo una revisión de datos para cerciorarse que esta fórmula no tenga otras malas consecuencias.

La compañía detuvo los ensayos pues firmó un compromiso internacional cercano con otras compañías para nutrir un protocolo de seguridad y altos estándares científicos y éticos en el avance de las vacunas. Según la Estructura Mundial de la Sanidad (OMS), se están desarrollando más o menos de 180 diferentes vacunas, y en todas debe seguirse el acuerdo de pausar su producción si existe un problema.

Se tenían planeado transigir esta vacuna de AstraZeneca a otros países como México; sin requisa, estas pruebas se han detenido. Incluso el infectólogo Alejandro Macías comentó que esta vacuna es similar a la Sputnik V, de Rusia, y si ya se presentó esta serio reacción siquiera se podría encomendar enteramente en la fórmula creada por los rusos.

El laboratorio no está diciendo qué fue lo que pasó, solo que fue un sorpresa molesto. Hay que aclarar que no se detiene el estudio, se detiene el quinta de nuevos pacientes, pero el estudio sigue avanzando porque hay ya muchos pacientes reclutados.

—Alejandro Macías, infectólogo

La OMS considera que es poco probable que alguna de las vacunas en crecimiento sea aprobada internacionalmente antaño de que termine este año 2020, pues se necesita más tiempo para examinar y dar seguimiento a los voluntarios inoculados. No se trata de que la vacuna no vaya a existir, sino de que es necesario estar seguros de que no hará más daño que correctamente a la humanidad.