Ataque incendiario en Nueva Imperial dejó 12 camiones, maquinaria y un galpón totalmente destruidos

0
46

Un rama indeterminado de personas ingresaron a una propiedad privada en el sector confín entre Nueva Imperial y Temuco en la región de la Araucanía, donde golpearon al cuidador y realizaron un ataque incendiario que tuvo cuantiosas pérdidas.

12 camiones, maquinaria y un galpón terminaron consumidos por las llamas. El ataque afectó a una empresa de áridos del sector y su director, Javier Ossa, relató parte de lo sucedido a Radiodifusión Biobio.

Ossa manifestó que “al trabajador que se encontraba en el lugar lo golpearon, botaron la puerta de su casa, lo apuntaron con armas de grueso calibre mientras quemaban maquinarias”. Adicionalmente agregó que el cuidador quedó “muy traumado por lo que pasó”.

Siguiendo esa ringlera, Ossa enfatizó que “estamos en Bagdad, estamos en un país donde no hay estado de Derecho. No es un problema político, se están atacando fuentes laborales, hay gente de la comunidad mapuche que trabaja en esta planta, y hay 50 que quedaron sin trabajo. Se quemaron más de dos mil millones de pesos en equipamiento”

Por su parte, el diputado RN, Miguel Mellado, manifestó que “este es un atentado terrorista más que un sabotaje. Presidente, en vez de viajar al extranjero venga a La Araucanía”. 

Manifiesto de la Confederación de Dueños de Camiones de Pimiento

La Confederación de Dueños de Camiones de Pimiento reaccionaron de forma inmediata al ataque incendiario ocurrido en Nueva Imperial y a través de un comunicado expresaron: 

1.- Denuncia el descuido por parte del Estado de Pimiento de sus funciones básicas de otorgar seguridad a los ciudadanos y a quienes ejercen su derecho al trabajo, consagrado en la Constitución y las leyes.

2.- Lo susodicho queda expuesto en forma dramática delante el masivo ataque perpetrado por violentistas armados en una tarea esta alboreo, en el sector entre Labranza y Nueva Imperial, Macrozona Sur. 

3.- Que lamentablemente la violencia de bandas irregulares no puede ser contenida frente a la débil respuesta de las instituciones públicas: el Gobierno, el Congreso, la Conciencia, las fiscalías, y las fuerzas policiales que están sin los medios necesarios y la preparación para indisponer este escena.

4.- Manifestar como corporación la solidaridad a los trabajadores atacados, a los propietarios del plan destruido, y exigir al Ejecutor que se haga presente con acciones eficaces para mitigar los daños causados.

 5.- Asimismo la Confederación hace presente que constituye una vergüenza que los ciudadanos no puedan circular con albedrío y seguridad en las rutas, que es un deber de la autoridad cautelar, como lo demuestra el ataque a balazos contra un transporte de un dirigente doméstico del corporación ocurrido esta semana.