Aucán Huilcamán manifiesta sus dudas respecto a los escaños reservados para los pueblos originarios: “No es la ruta política adecuada”

0
183

El encargado de las relaciones internacional del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, manifestó su preocupación por el plan de reforma constitucional que escudriñamiento establecer escaños reservados para los pueblos originarios, pues consideró que “no es la ruta política adecuada para establecer un entendimiento institucional entre el Estado y los Pueblos Indígenas y sus derechos”.

En una carta enviada al presidente del Senado, Jaime Quintana, Huilcamán sostuvo que “los escaños reservados se han materializado en varios países de América Latina y el Caribe, incluso en Colombia tiene una vigencia de más de tres décadas, sin embargo, no han resuelto las tensiones y controversias entre los Estados y los Pueblos Indígenas, en definitiva esto indica que ésta no es la ruta política adecuada para establecer un entendimiento institucional entre el Estado y los Pueblos Indígenas y sus derechos”.

“En la búsqueda de un entendimiento para construir una “paz firme y duradera” la comunidad internacional, luego de 25 abriles de diálogo, llegó a un “gran consenso internacional” con ámbito “universal sobre los derechos de los Pueblos indígenas” y ha restablecido el derecho a la Independiente determinación de los Pueblos Indígenas, luego, este derecho se ha convertido en la columna vertebral de todos los otros derechos colectivos y que ineludiblemente habría que tener presente al momento de legalizar sobre los Pueblos Indígenas y sus derechos, en singular en lo referente a la “proposición de escaños reservados para Pueblos Indígenas”, agrega el líder mapuche en la exposición.

Huilcamán aludió al derecho a la fugado determinación y que “en virtud de este derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económicos social y cultural”.

“Teniendo en cuenta este derecho superior, le quisiera plantear que, al momento de tomar la decisión, lo haga respetando el derecho de libre determinación Mapuche y subsanar la antigua política de domesticación, colonialismo y conculcación de los derechos que le asisten al Pueblo Mapuche, ahora amparado en dos normas del derecho internacional”, sostiene la misiva.

El encargado de las relaciones internacional del Consejo de Todas las Tierras sostiene que “el estallido social que se ha producido de parte del Pueblo Chileno, nos interpela a Mapuche y no Mapuche a establecer una ruta y construir una paz firme y duradera; esto implica reconocer el derecho de autodeterminación Mapuche establecido en un Estatuto; y cuyo Estatuto Mapuche determinará los ámbitos de relación institucional y constitucional que se derive de la nueva Constitución del Pueblo Chileno del cual apoyamos sinceramente”.

“Personalmente apoyo una nueva Constitución para el Pueblo Chileno y bajo el mismo principio el Pueblo Chileno tendría que apoyar y reconocer un proceso Constituyente Mapuche, armonizando los ámbitos de entendimiento y deponer las decisiones arbitrarias que afectan al Pueblo Mapuche y que terminan anidando reacciones de rechazo a la clase política”.

Retroexcavadora

Por otra parte, Aucán Huilcamán sostuvo que “resulta completamente consistente y comparto plenamente que en el caso del Pueblo Mapuche se debe actuar con una buena retroexcavadora, sepultar la práctica anti Mapuche y la persistencia de la doctrina de la negación y establecer una convivencia aceptable, erradicando las medidas parciales, aparentes y la política de domesticación y colonialismo que atenta a la dignidad del Pueblo Mapuche y asimismo, evitar de omitir los derechos adquiridos internacionalmente. Por lo mismo, en la situación Mapuche no tendríamos que esperar un estallido social para alcanzar en respeto a los derechos adquiridos internacionalmente”.

Encima, Huilcamán señaló que ofrecer los escaños reservados constituye una “medida parche”.

“La política del terror Estatal con el Pueblo Mapuche y sus derechos, así como el despojo de sus tierras, es la política que se debe erradicar con una buena retroexcavadora y superar la política de parche”.