Aunque usted no lo crea… artistas quieren crear el “Museo del Arte Invisible”; eso es saber sacar dinero

0
83

Cada vez nos sorprende más el llamado arte innovador, pues este expone cosas que muchas veces no consideramos estéticas, como una plátano pegada en la muro o, como vimos hace unos meses, una “obra invisible”, por la que pagaron una enorme cantidad de parné, poco que para unos es un disimulo y para otros, una nueva corriente artística para la que es necesario tener un museo.

Ya hay varios artistas, críticos y apasionados del arte que están muy interesados en tener un Museo del Arte Invisible para “exponer” las obras que no se pueden ver, pero que ellos aseguran que existen… Probablemente, este museo estaría situado en Nueva York y esto parece sacado de un descripción o una película.

El cómico Salvatore Garau ya vendió su obra titulada “Yo soy” por un poco más de 16 000 dólares y le incluyó un instructivo para que supiera dónde y cómo colocar la obra cuando la tuviera en su casa. El actor James Franco “pintó” una obra invisible que vendió en 10 000 dólares y se ha convertido en uno de los máximos impulsores de este nuevo tipo de “arte conceptual”.

De acuerdo a quienes están interesados en la creación del museo, hay obras conceptuales que “son tan geniales, que tienen todo el derecho de no materializarse en el mundo físico”, para conducirse por siempre en la imaginación del cómico y de los “espectadores”. Eso sí es admitir el arte a otro nivel.

El museo exhibiría una amplia variedad de obras: partituras, esculturas, fotografías, pinturas, películas e instalaciones completas, pero todo invisible… Solo tendrán una descripción de la obra, así como el nombre del actor y el espectador deberá imaginar el resto en un espacio en blanco, ocupado por la “esencia y la energía” de la obra de arte.

La creación de un arte no visible es sin duda un selección de ideas entre cómico y espectador. Seducción para el primero por su capacidad de convencimiento y examen social, y liza para el espectador que debe escabullirse a la idea de lo no material como posibilidad de la existencia.

-Rafael Díaz Casas, historiador de arte

Por supuesto que esto ha desatado una enorme polémica, pues hay artistas que se pasan abriles tratando de crear una hermosa obra de arte, y estos artistas “conceptuales” llegan y venden “nada” por miles de dólares. Estamos delante un movimiento estético excelente y más allá de toda compresión, o perfectamente, frente a un fraude monumental. ¿Qué opinas?