Avión aterriza de emergencia por un bombardeo; un pasajero no paraba de tirarse pedos

0
211

A nadie le gusta estar encerrado con una persona que se la pase tirándose gases, y menos, si el espacio es pequeño y el olor es intenso. Si a esto le agregas que la única forma de escapar sería lanzándote por los aires, suena a una situación desesperada…

Y si tú eres el culpable del hostigamiento de gas, lo correcto sería que te encerraras en el baño, o admisiblemente, que tomaras el revoloteo hasta que tus intestinos ya se encuentren mejor…

Un revoloteo que iba de Dubái a Ámsterdam, de la aerolínea Transavia, tuvo que hacer una parada de emergencia en Viena, ya que un hombre se la pasaba tirándose gases, así que sus compañeros de asiento le pidieron que dejara de hacerlo.

En punto de irse al baño, o averiguar alguna decisión, este hombre se negó a detenerse, por lo que los intoxicados viajeros acudieron a la cabina del piloto a quejarse.

Avión de Transavia

El piloto tuvo que tomar cartas en el asunto, emitiendo un llamado para que el hombre dejara de tirarse gases. Al no obtener una respuesta positiva, se desató una discusión, por lo que tuvieron que aterrizar en Austria.

Al lograr al aeropuerto de Viena, la policía austriaca ya estaba inventario para hacer, así que abordó el avión y escoltó al hombre fuera de la aeroplano.

Tal vez si a alguno se le sale uno, puede ser hasta bufón, pero advenir un tiempo prolongado escuchando y oliendo los gases de algún más, es intolerable, más, cuando el tipo se niega a dejarlo de hacer.

Desafortunadamente, todavía dos mujeres que viajaban en la misma fila que este hombre, fueron obligadas a descender, aunque manifestaron que ellas no tuvieron carencia qué ver con este repugnante asunto…

Tirarse un gas

La tripulación de Transavia manifestó que las mujeres incluso habían osado insultos y tenían un mal comportamiento, por ello, se decidió que igualmente bajaran del avión:

Eso es inaceptable. Nuestra tripulación debe respaldar un revoloteo seguro. Cuando los pasajeros presentan riesgos, inmediatamente intervienen. Nuestra multitud está entrenada para eso; ellos saben muy aceptablemente dónde están los límites, por lo tanto, Transavia apoya a la tripulación de cabina y a los pilotos.

Aterrizaje forzoso

Si alguna vez te pasa esto, al menos ten la estimación de aceptar apearse voluntariamente…