Bachelet intenta crear relato en la previa de cuenta pública: “Con las reformas hemos ido terminando con vestigios del modelo neoliberal”

0
453
loading...
loading...

En la víspera de su última cuenta pública, que por primera vez se realiza el 1 de junio, la Presidenta Michelle Bachelet aseguró que las reformas que emprendió durante su contemporáneo compañía han puesto punto final a los “vestigios” del sistema neoliberal en el país.

“Había algunos vestigios del modelo neoliberal con los que hemos ido terminando a través de las reformas. La educación era tal vez el más potente”, dijo la mandataria en una entrevista concedida a la agencia de informativo EFE, en un intento de crear un relato de cara al posterior discurso como mandataria que pronunciará este jueves frente a el Congreso Pleno en Valparaíso.

La jefa de Estado reconoció que 17 abriles de dictadura acabaron haciendo grieta en la conciencia de los chilenos. “Nos falta un sentimiento más solidario”, dijo.

Al referirse a la ambiciosa memorándum con la que inició su segundo mandato, cuyos ejes fueron la transformación del maniquí educativo, la reforma tributaria y una nueva Constitución, Bachelet sostuvo que “en Chile se avanzó mucho, pero seguía habiendo una gran desigualdad. La nueva etapa requería hacerse cargo de las demandas ciudadanas”.

“Chile tenía el sistema de educación más discriminatorio y segregado”. Hoy, eso está desapareciendo, asegura la Presidenta, quien se refiere a la gratuidad de la educación como uno de sus principales logros, aunque por el momento sólo beneficie a un congregación minoritario.

Incluso recordó que la reforma tributaria, que elevó la tasa del impuesto a las utilidades empresariales del 20 % al 25 % con el objetivo (no aprehendido) de cobrar 8.200 millones de dólares adicionales “fue aprobada con el respaldo unánime del Parlamento”.

Adicionalmente, se siente orgullosa de que casi 225.000 personas hayan participado en el proceso de discusión de una nueva Constitución para reemplazar a la contemporáneo, promulgada durante la dictadura.

Este esfuerzo “no va a caer en saco roto”, asegura, porque antaño de que finalice su mandato enviará al Congreso un plan de ley apoyado en estos debates ciudadanos.

“Yo voy a cumplir con lo que me comprometí. Espero que también los candidatos presidenciales clarifiquen cuál va a ser su postura en este tema”, dijo.

Michelle Bachelet abordó encima los avances que ha supuesto la reforma gremial, que fortalece el rol de los sindicatos, y “de otra reforma que no estaba prevista” y que surgió a raíz de los casos de corrupción que han salpicado la vida política del país.

“Yo decidí enfrentar abiertamente las situaciones que nos tocó vivir”, explica la mandataria, quien asegura que todas las recomendaciones de la comisión presidencial que creó para impedir el problema ya están plasmadas en la ley.

“No se puede tolerar la corrupción. Todos los casos están siendo investigados por la Justicia. Hay que separar el dinero de la política y adoptar leyes estrictas. Los ciudadanos no están en contra de la democracia; al revés, quieren más democracia”, enfatizó.

Y en cuanto a las elecciones presidenciales que se celebrarán este año, consideró como inédito el tablado en que la Nueva Mayoría llegará dividida a los comicios de noviembre con dos candidatos: el senador Alejandro Guillier -con el apoyo del PC, el Partido Radical, el PS y el PPD- y la senadora demócrata cristiana Carolina Goic.

“Ir con dos candidatos (el independiente Alejandro Guillier y la democristiana Carolina Goic) es completamente inédito en nuestra experiencia”, dijo. Por lo precursor, se mostró confiada en que la coalición oficialista enfrente las elecciones por lo menos con una relación única parlamentaria. “Eso demostraría que la Nueva Mayoría puede asegurar la gobernabilidad en el futuro y seguir profundizando en las reformas”.

Respecto a demandas estructurales que han hato amplio apoyo, como la que pide el fin de las AFP, la jefa de Estado no considera que sea factible desmantelar el flagrante sistema. “Volver al modelo de los años sesenta es imposible” y por ello anuncia que en julio enviará al Parlamento un plan que incorpora la aporte del empleador.

Finalmente, Bachelet confiesa que aún no ha pensado que hará una vez que deje la presidencia, pero tiene claro que no se dedicará a la política activa en Pimiento. “Creo que me quedaré en la retaguardia, por si en algún momento me llaman a un consejo de ancianos en el que pueda ayudar”, bromea.

loading...