Bachelet sobre proyecto de Matrimonio Igualitario: “La igualdad no admite matices ni prejuicios”

0
235

Al firmar este lunes el Plan de ley de Boda Igualitario, la Presidenta Michelle Bachelet manifestó que su gobierno impulsa la iniciativa “en la certeza de que no es ético ni justo poner límites artificiosos al amor o negar derechos esenciales sólo por el sexo de quienes integran una pareja”.

“Lo hacemos para garantizar un acto de justicia esencial: que quienes desean compartir su vida puedan hacerlo del modo en que ellos o ellas decidan, con plena libertad, orgullo y alegría”, dijo la jefa de Estado durante una ceremonia en el Palacio de La Moneda, a la que asistieron los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés; de la Secretaría Universal de Gobierno, Paula Narváez; de Rectitud y Derechos Humanos, Jaime Campos; del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss; de Progreso Social, Marcos Barraza; y de la Mujer y Equidad de Mercancías, Claudia Pascual.

“La historia de Chile es un largo recorrido de un camino de progreso, reconocimiento y bienestar para todos nuestros habitantes. Una historia que ha avanzado con el impulso de los sucesivos triunfos de los derechos sobre la arbitrariedad, el reconocimiento sobre la marginación, la equidad sobre la discriminación, la libertad sobre las prohibiciones, el amor sobre el prejuicio”, agregó al aparición de su intervención.

En la oportunidad detalló que el plan modifica la definición de alianza del artículo 102 del Código Civil, estableciendo que se trata de la unión entre dos personas, eliminando la narración a que se trata de una unión entre un hombre y una mujer, “porque negar la igualdad de derechos y libertades para todas las personas, cualquiera sea su sexo, su raza, nacionalidad, su orientación sexual o su identidad de género, es mucho más que anacrónico. Es derechamente inexcusable. Con esa certeza, dimos en abril de 2015 un paso enorme al aprobar el Acuerdo de Unión Civil, reconociendo a quienes conviven como lo que son: familias y parejas, independiente del sexo de quienes las integran”, dijo.

Adicionalmente, explicó que las parejas homosexuales incluso podrán adoptar porque “una familia es más que nombres y es más que cómo se administran las platas: es la posibilidad de que el vínculo afectivo de una pareja traspase generaciones y los valores, creencias y legado de un matrimonio prosiga a través de sus hijos e hijas. Eso significa que un niño o niña podrá ser adoptado indistintamente por un matrimonio heterosexual u homosexual por el solo hecho de ser cónyuges, sin necesidad de modificar la Ley de Adopciones”.

Finalmente se mostró confiada en que “el Congreso estará a la altura de este debate, que complementará y enriquecerá la discusión y el proyecto, sobre todo, que sabrá reconocer lo que Chile espera de sus autoridades: la capacidad de extender el alcance de los derechos de todas las personas, hombres y mujeres, sin importar a quien amen o con qué género se identifiquen. Porque sólo así, con el pleno ejercicio de todas nuestras libertades, construimos una patria más justa para todos y todas”.