Bebita nace con rodillas giradas para atrás, 8 años después vuelve al hospital y deja a todos mudos.

0
332

No cerca de duda de que los niños poseen un encanto único, una increíble bondad y un corazón tan puro atiborrado de generosidad, Addie Bryan es uno de los mejores ejemplos de ello pues en el 2015, para su cumpleaños, esta pequeñita hizo poco único que todo internet aplaude y que miles de personas le agradecen.

Addie deseaba hacer poco distinto para aquellos que eran importantes para ella; un donativo al hospital de niño de Texas Scottish Rite, en Dallas, Estados Unidos. Así todavía agradecía al hospital por todo lo que habían hecho por ella y las atenciones que recibió por parte del personal, pues le habían ayudado a salir delante ya que Addie nació con el síndrome de Larsen, una displasia esquelética rara caracterizada por la dislocación congénita de las grandes articulaciones, en este caso la deformación estaba en sus pies.

Con la ayuda de la comunidad tópico y el gran corazón de un desconocido, Addie muy contenta entregó el donativo al hospital en donde todos se quedaron impactados.

El síndrome con el que había nacido Addie se encuentra en 1 de cada 100 mil nacidos.

¨Al salir, Addie tenía las rodillas giradas con destino a detrás, padecía displasia en la articulación de la cadera y uno de sus pies estaba totalmente torcido. Solamente tenía una semana de nacida cuando le pusieron su primera escayola para arreglar sus piernitas¨, comentó Julie Bryan, madre de Addie.

La escayola fue cambiada por más de 70 veces hasta tener sus 8 abriles de existencia. Los padres no sabían si su pequeña hija podría algún día valer o transitar.

Quienes padecen este síndrome, suelen tener características muy peculiares; la raíz de la ñatas plana, grandes distancias entre los luceros o frente sobresaliente, encima de tener una dimensión más mengua de lo habitual.

Sin bloqueo, tras abriles de esfuerzo y una constante lucha sin rendirse, por fin Addie pudo tener una infancia frecuente en donde podía valer y entretenerse con sus amigos, poco que muchos nones hubieran podido imaginar.

Días antiguamente de cumplir 8 abriles, Addie se puso a la orilla de una carretera muy circulada en su originario Rockwall, Texas, durante todas las mañanas y todas las tardes, sosteniendo en sus manos un cartel que decía: ¨Mi deseo de cumpleaños es cobrar $8000 para el hospital pueril de Texas Scottish¨.

La pequeña deseaba que este donativo se utilizara para conseguir más escayolas y prótesis para los niños del hospital. Sin imaginarlo, pronto logró su propósito pues su historia llamó la atención de varios medios de comunicación y las personas comenzaron a hacer más donativos. Ella sola había conseguido reunir aproximadamente 20 mil dólares, poco que entusiasmó mucho a la pupila.

Para su gran sorpresa las donaciones continuaron y muchas eran de distintas partes del país, incluso hubo un donativo ignorado que dio 60 mil dólares, la historia de Addie sí que inspiró a esta persona.

Cuando la pequeña llegó al hospital el cual sentía como su segundo hogar por todo el tiempo que había pasado ahí, el personal se quedó sin palabras, no sólo por verla proporcionado recuperada sino por el gran donativo que estaba haciendo, Stephanie Brigger, vicepresidenta del Hospital Scottish Rite, no podía creer la cantidad del cheque, estaba emocionada por todos los niños a los que podrían ayudar con ese gran donativo.

¨Los niños se pondrán felices de conocer que pronto se les ayudará y podrán salir del hospital¨, comentó Addie.

Addie ha demostrado ser una gran casaca con un corazón que vale oro, ella sabe que ausencia es irrealizable y que para conseguir lo que deseas, no importan las condiciones en las que se esté.

Esperamos que esta maravillosa historia inspire más corazones, siempre es bueno dejar de flanco el egoísmo, ver por los demás y ayudarlos a la medida de nuestras posibilidades. ¡Gracias por el gran ejemplo Addie! Difunde con tus amigos esta historia y danos tu opinión al respecto.

Fuente consultada: Newsner/people

La entrada Bebita nace con rodillas giradas para detrás, 8 abriles posteriormente vuelve al hospital y deja a todos mudos. se publicó primero en Porque no se me ocurrió antiguamente.