Bill Gates advirtió en el 2015 sobre una pandemia que se avecinaba pero nadie le creyó

0
168

Próximo a la historia de la humanidad han venido siempre contagios de enfermedades, algunas más letales que otras, así que ya deberíamos estar mejor preparados para enfrentarlas.

La cuestión no es si surgirá o no un nuevo brote de algún virus, sino cuándo es que va a suceder. Bill Gates avisó desde 2015 del peligro de una pandemia como la que estamos viviendo, pero no le hicieron caso.

En 2014 se registró una avalancha de ébola y a posteriori de esto Bill advirtió sobre la requisito de establecer un plan de energía ya que vendría una nueva enfermedad.

Durante el mensaje emitido hace ya cinco abriles, Gates señaló a los gobiernos de alterar demasiado en armas y en la lucha, en puesto de prepararse para avisar y indisponer una enfermedad, como sucede ahora con el coronavirus.

Si poco ha de matar a más de 10 millones de personas en las próximas décadas probablemente será un virus muy infeccioso, más que una pelea. No misiles, sino microbios.

Puede que sea un virus en que las personas se sienten lo suficientemente perfectamente mientras están infectadas para subirse a un avión o ir al mercado, y lo que sucedería es que se extendería por todo el mundo muy rápidamente.

—Bill Gates, en 2015

Si antiguamente lo más temido era una conflicto nuclear, ahora el tablado cambió y el peligro de la terminación está en esos seres microscópicos que pueden expandirse por todo el mundo en cuestión de días.

De acuerdo con el millonario creador de Microsoft, no existe un adecuado sistema de vigilancia ya que no se invierte suficiente en la capacitación de expertos, adicionalmente que se complica dar tratamientos rápidos pues no existe la información necesaria.

Y antiguamente de originarse con teorías de conspiración o sostener que Gates es un profeta, solo hay que pensar lo que dijimos al inicio: no se trata de si habrá o no una nueva pandemia, sino de cuándo sucederá.