Bill Gates le dice adiós definitivamente a Microsoft para dedicarse de lleno a obras benéficas

0
172

Desde hace un tiempo que Bill Gates se había retirado de su encaje como el rostro principal de Microsoft, asumiendo solo el rol de asesor en los asuntos tecnológicos, y se ha enfocado más en la fundación que dirige adyacente a su esposa Melinda.

Ahora decidió alejarse completamente de su empresa y dedicarse al cien por ciento a labores humanitarias.

He tomado la valor de renunciar a las dos juntas públicas en las que presto servicios, Microsoft y Berkshire Hathaway, para consagrar más tiempo a mis prioridades filantrópicas, incluida la sanidad y el mejora mundial, la educación y mi creciente compromiso para atracar el cambio climático.

El liderazgo en las compañías de Berkshire y Microsoft nunca ha sido más esforzado, por lo que es el momento adecuado para dar este paso.

—Bill Gates

Desde hace 45 abriles, Bill adyacente a Paul Allen fundó la que se convertiría en una de las compañías más poderosas y que lo hizo el hombre más rico del mundo durante mucho tiempo.

En el año 2000 le dejó la dirección genérico a Steve Ballmer, y actualmente Satya Nadella es quien dirige al coloso tecnológico, aunque por supuesto que Gates mantiene un ojo puesto sobre Microsoft.

Con respecto a Microsoft, renunciar a la unión de ninguna forma significa alejarse de la compañía. Microsoft siempre será una parte importante del trabajo de mi vida y continuaré comprometido con Satya y el liderazgo técnico para ayudar a dar forma a la visión y alcanzar los ambiciosos objetivos de la compañía.

Me siento más eufórico que nunca sobre el progreso que está haciendo la empresa y como puede continuar beneficiando al mundo.

—Bill Gates

Ahora, a esperar los cambios que puedan venir en Microsoft mientras Gates dedica una parte de su tiempo y su cuantiosa fortuna a tratar de cambiar el mundo.

Espero con ansias esta próxima período de mi vida como una oportunidad para sustentar las amigos y asociaciones que más han significado para mí, encima de estar increíblemente orgulloso de priorizar efectivamente mi compromiso de tocar algunos de los desafíos más difíciles para las comunidades del mundo.

—Bill Gates