BMW lanza el Vantablack X6: el coche con el tono negro más intenso que existe

0
75
loading...
loading...

La pintura de este lujoso carro de la prestigiosa BMW tiene la tecnología más sofisticada para absorber la luz; se trata de un nuevo nivel de oscuridad y elegancia.

El cabreado siempre ha sido uno de los tonos que simbolizan la distinción, el buen sabor y el estilo de un automóvil. Así que la marca BMW se esforzó por crear un transporte que tuviera una apariencia que lo distinguiera de cualquier otro carro. Irónicamente, su nuevo maniquí deslumbra con su densa oscuridad.

El BMW X6  es el coche más opaco que estará arreglado en el mercado. Hará su estreno en el Frankfurt Motor Show de este 2019, que se realiza en el mes de septiembre en Alemania.

El color de este cuopé de actividad deportiva es el bruno más enfadado que ha existido. Su pintura puede absorber el 99.9 por ciento de la luz, eliminando prácticamente los reflejos. Es tan complicado, que incluso el ojo humano tiene dificultades para identificarlo como un objeto de tres dimensiones.

Según Hussein Al-Attar, el diseñador del X6, los creadores de automóviles suelen enfocarse en las siluetas y las proporciones, pero descuidan la textura y color de las superficies. Así que este nuevo BMW es el que abre las puertas, con mucho estilo, a un nuevo mundo en la fabricación de autos.

Este increíble objetivo se logró gracias a que la pintura fue desarrollada usando la misma tecnología empleada en equipos espaciales, que están adaptados para absorber la anciano cantidad de luz y así simplificar la observación de estrellas y galaxias lejanas.

Su nombre técnico es Vantablack VBx2, y según un comunicado oficial de la compañía las primeras sílabas son un siglas de humanidades que en inglés significan “Matriz de nanotubos alineada verticalmente”. Explican que este tono tan umbrío se logra con una matriz de nanotubos:

Cada uno de estos nanotubos de carbono tiene una largura de 14 a 50 micrómetros, con un diámetro de 20 nanómetros, lo que lo hace aproximadamente de 5,000 veces más delgado que un trenza humano.

Como resultado, aproximadamente de mil millones de estos nanotubos de carbono alineados verticalmente caben en un centímetro cuadrado. Cualquier luz que golpee esta superficie se absorbe casi por completo en oficio de reflejarse.

Toda su oscuridad se resalta con su parrilla plateada, faros angulares y elegantes luces traseras. El precio de este molesto coche será de 67,595 dólares la traducción sDrive40i y de 86,465 el xDrive50i.

Los genios de BMW consiguieron lo inútil: hacer más sombreado el color más opaco de un automóvil. Es tan enfadado como bellísimo.

loading...