Boceto de Leonardo da Vinci de 400 años se vende en 12 millones de dólares y rompe récord de subastas

0
32

Si miras el bodega colgado en el comedor de tu casa y poco de él no te convence, tal vez te interese mercar poco más pequeño y discreto, como un diseño de 400 abriles de Leonardo Da Vinci del tamaño de una servilleta, cuyo valencia asciende a los 12.2 millones de dólares.

Se piensa que el Renacimiento puso en el centro del conocimiento y el arte al hombre. Al contrario de la especialización moderna, los hombres de esta época se interesaban en distintas artes y ciencias, en las que proponían como medida de todas las cosas la figura humana. Sin secuestro, artistas como Da Vinci igualmente fueron grandes naturalistas que a menudo se inspiraban en animales y plantas para diseñar complicadas máquinas de revoloteo o para simplemente retratar la variedad de seres vivos a su más o menos.

En la casa londinense de subastas Christie’s se expuso y se vendió un apunte hecho con punta de plata del cómico italiano Leonardo Da Vinci, titulado Cabecera de oso. Se trata de un proyecto de 7 x 7 centímetros y se cree que fue un estudio preparatorio para luego ejecutar su cuadro La dama del armiño, pues la posición de la persona del oso corresponde con la posición de la habitante del armiño que la dama Cecilia Gallerani sostiene en el cuadro de 1489.

La ceremonia de subasta se encuentra grabada en el Instagram de la casa subastadora, que se mostró contenta con el monto apurado, pues se esperaba una guarismo último por la negocio del dibujo. Incluso superó la guarismo alcanzada por el dibujo del mismo autor, Heroína y Jinete, que en el año 2000 fue vendida en 11 millones de dólares.

La persona del osezno destaca por la bella posición que el intérprete encontró para el pequeño formato de papel en que lo dibujó. El cráneo luce poco inclinado y el ojo derecho del mamífero salta a la panorámica. Stijn Alstin, director internacional del sección de Dibujos de Old Master de Christie’s, lo ha calificado como: “pequeño pero magnífico”.

La obra ha estado exhibida en la Local Doméstico de Londres, el Louvre Abu Dhabi y el Museo Estatal del Hermitage de San Petersburgo. Adicionalmente, ha sido parte de la colección privada de muchos personajes ilustres como Sir Thomas Lawrence, Samuel Woodburn y Robert Norman Colville.

El dibujo innovador es inalcanzable para muchos de nosotros, pero siempre podemos hacernos una buena copia para cambiar ese raro cuadro del estudio o comedor que no termina de convencernos. En su empleo, el pequeño osezno, dibujado por uno de los grandes artistas de todos los tiempos, podría acompañarnos en las jornadas de trabajo o a la hora de la comida.