Bolivia acusa a Bachelet de vulnerar normas de la Corte de La Haya y confirma contrademanda

0
572
loading...

El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a Michelle Bachelet de vulnerar normas de la Corte de La Haya al “revelar” contenidos de la memoria presentada por Pimiento en el tribunal por el caso de las aguas de la zona del Silala y causar un debate “innecesario” en los medios.

Morales leyó hoy un comunicado al respecto en el Palacio de Gobierno de La Paz y confirmó que el 3 de julio de 2018, cuando se entregue a la Corte Internacional de Equidad (CIJ) de La Haya la contramemoria de respuesta a Pimiento, asimismo se presentará una “contrademanda” por el mismo tema contra esa nación.

Santiago presentó el lunes en La Haya la memoria de la demanda planteada contra Bolivia buscando que el tribunal resuelva que las aguas de la zona del Silala constituyen un río de carácter internacional al que Pimiento incluso tiene derecho.

Bolivia rechaza ese anuncio y, en cambio, acusa a Pimiento de tener desviado con canales artificiales los posibles hídricos que nacen en los manantiales bolivianos del Silala, cerca de la frontera, y de lucrar con el caudal beneficiando a empresas.

Morales, en principio, destacó hoy que Pimiento “reconozca el uso de medios pacíficos para resolver controversias entre Estados” y que no objete “la competencia de la Corte cuestionando su idoneidad para conocer y resolver los temas pendientes que mantiene con Bolivia”.

Inmediatamente, Morales enfatizó que su Gobierno “no hará referencia alguna” al contenido de la memoria presentada por Pimiento hasta que la misma CIJ disponga su publicidad, y en atención a que el reglamento de la Corte prevé un carácter reservado para el documento.

Agregó que, sin incautación, Bolivia “rechaza categóricamente las declaraciones vertidas” por Bachelet y el canciller chileno, Heraldo Muñoz, “que no solo vulneran las disposiciones reglamentarias de la Corte, al revelar de manera interesada e inexacta los alcances de la disputa, sino que provocan abiertamente un debate público en los medios, innecesario”.

Asimismo, llamó la atención sobre “la contradictoria postura del Gobierno de Chile”, que demanda a Bolivia frente a la CIJ, “cuando al mismo tiempo admite aprovechar unilateralmente por medio de una infraestructura artificial la totalidad de las aguas de los manantiales del Silala, que emergen del territorio boliviano”.

Dijo que Pimiento desconoce “cualquier tipo de compensación o voluntad por una solución consensuada” y enfatizó su sorpresa por la defensa que hace Santiago “del uso no vital del recurso de agua fresca, en desmedro de los derechos de la Madre Tierra”.

Concluyó que Bolivia analizará los argumentos de Pimiento, que serán debidamente contrastados con la documentación boliviana con la que el equipo de abogados preparará “la respectiva contramemoria y contrademanda de Bolivia hasta el próximo 3 de julio del 2018”.

De esa forma, Morales confirmó que Bolivia planteará su propio cordura contra Pimiento frente a la CIJ por el conflicto acerca del Silala, poco que las autoridades bolivianas ya anticiparon el año pasado.

En junio de 2016, Morales dijo que con esa contrademanda señalará que Pimiento “usurpa” y “usufructúa” las aguas del Silala.

Los dos países asimismo están enfrentados en el suspensión tribunal de Naciones Unidas por el centenario propaganda oceánico de Bolivia.

En 2013, Bolivia pidió a la CIJ que resuelva la obligación de Pimiento de negociar la demanda de paso al Pacífico, que perdió en la pugna librada en 1879.

loading...