Cámara de Diputados vota hoy el límite a la reelección entre la “cocina” de la Comisión Mixta o la judicialización ante el Tricel

0
76

Una excursión crucial se desarrollará este miércoles en el Congreso, cuando la sala de la Cámara de Diputados se pronuncie sobre el plan que pone límites a la reelección de autoridades electas, con retroactividad, vale afirmar incluyendo a los actuales personeros en gimnasia. La reforma en tercer trámite legal está en primer área de la tabla, luego de la controvertida votación en el Senado de la semana pasada.

Esto, porque si proporcionadamente la Cámara Ingreso rechazó la norma sobre retroactividad, luego algunos parlamentarios y constitucionalistas advirtieron que dicha votación era innecesaria argumentando que el conclusión a la reelección -que fue aprobada- se aplica para todas las autoridades que hoy se encuentran en examen, vale afirmar rige “in actum”.

La votación tiene pronóstico reservado. De hecho, el referencia solicitado a la Comisión de Constitución, donde fueron consultados abogados constitucionalistas, en cuanto a si se deben rehusar o aprobar las modificaciones del Senado sobre la materia, se zanjó por medio de una votación que arrojó un igualada 6 a 6. En la instancia, los parlamentarios que optaron por no presentar una propuesta a la sala fueron Jorge Alessandri (UDI), Gabriel Boric (CS), Juan Antonio Coloma (UDI), Marcos Ilabaca (PS), Pamela Jiles (PH) y René Saffirio (IND). En la posición contraria, es asegurar, los que consideraron importante el pronunciamiento de la instancia fueron Camila Flores (RN), Gonzalo Fuenzalida (RN), Hugo Gutiérrez (PC), Paulina Núñez (RN), Leonardo Soto (PS) y Matías Walker (DC).

“Decidimos enviar estos antecedentes directamente a la Cámara de Diputados para que sea cada parlamentario quien pueda leer la intervención de los expertos constitucionalistas y del Secretario General de la Corporación, para que pueda votar con completo conocimiento. No quisimos entrar en debate exacto de proponer como votar cada una de las modificaciones, sino que cada uno se pueda formar su propio juicio”, explicó el diputado Juan Antonio Coloma (UDI).

En la instancia fueron consultados una serie de  abogados constitucionalistas, quienes coincidieron -en su mayoría- que la norma aprobada por el Senado se aplica para todas las autoridades que hoy se encuentran en entrenamiento.

Las declaraciones PS-PPD

Si perfectamente algunas de las apuestas son que el tema se zanje en comisión mixta, donde se podría reinstalar una “cocina” para revertir lo suficiente en el Senado y revertir así el “error” de la votación “in actum”, las bancadas de diputados del Partido Socialista y del Partido por la Democracia emitieron sendas declaraciones apoyando el esquema sin más dilaciones. La bancada regionalista, en tanto, incluso aprobará las modificaciones de la Cámara Entrada.

En Pimiento Vamos no hay una postura unitaria, aunque el diputado RN Sebastián Torrealba expresó que “estamos comprometidos a que la ley salga como todos los chilenos lo han entendido y que finalmente esto empiece a aplicar desde ahora ya y no vamos a poner el reloj en cero, no podemos hacer trajes a la medida”.

La bancada del PS expresó que “ha decidido elegir favorablemente y en su integridad el plan de reforma constitucional, que establece el conclusión a la reelección “in actum”, es proponer, desde el mismo minuto en que sea publicada, sin excluir a ningún diputado y senador en deporte”. “Ya basta de escudarse en resquicios para tratar de evitar lo que los ciudadanos exigen a sus representantes. Coherencia, entre lo que decimos y lo que hacemos”, señalan.

Por su parte, la bancada del PPD señaló que “necesitamos de un sistema político que promueva institucionalmente la renovación de sus actores y que facilite la inclusión de nuevos representantes. En ese sentido, creemos que limitar la reelección es una señal en la dirección correcta que debemos dar con decisión”.

“Despejado el punto de que el margen a la reelección rige “in actum”, es afirmar, aplica de inmediato una vez consentido y publicado para todos los cargos que el plan señala, incluyendo a las actuales autoridades en examen, creemos que lo firme es aprobar lo despachado por el Senado y no dilatar más la definición”, añade.

Las dudas

Sin incautación, la votación incluso está fuertemente marcada por las dudas sobre la implementación de la reforma. La incorporación de alcaldes y eventuales problemas de interpretación del Servel y el Tricel son parte de los nudos y así lo expresó el diputado PS Leonardo Soto: “No se le entrega ninguna atribución al Servicio Electoral, para analizar las candidaturas que infrinjan el confín a la reelección (…) y afectará procesos electorales municipales que ya comenzaron. De guisa que hacer un cambio en medio de un proceso que ya partió va a resultar muy enrevesado. Por lo tanto, se debería aprobar una ley transitoria que impida afectar dicho proceso electoral”.

“Como el Servel no estaría en condiciones de objetar la declaración de su candidatura porque actualmente la reforma no le entrega facultades. Por ello, el Tricel debería hacer cargo de la impugnación que sólo puede ser presentada por los partidos políticos o el aspirante independiente, pero eso ocurriría con un candidato ya votado quien se encontraría la espera ser proclamado lo que puede ser un conflicto político más complicado”, complementa el abogado constitucionalista Jorge Correa Sutil.

Por eso, uno de los temores de despachar la ley esta etapa es su eventual judicialización delante el Tricel. “Efectivamente es el gran dilema que vamos a tener que resolver: si es más peligroso ir al Tricel-Servel o si más peligroso ir al Senado, a una comisión mixta” dijo el diputado Matías Walker.

Cerca de memorar que de acuerdo a lo aceptado los senadores podrán estar un mayor de dos períodos consecutivos (una reelección), mientras que los diputados, consejeros regionales, alcaldes y concejales un mayor de tres períodos consecutivos (dos reelecciones). Si perfectamente había una excepción para los próximos comicios municipales, esto no quedó  debidamente aclarado en la votación del Senado.