Cambio climático y el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París

0
619
loading...

La comunidad internacional mira con preocupación la valor del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de Paris firmado el 2015 por ciento setenta y cinco países, y que tiene como fin frenar o dar lucha al cambio climático estableciendo medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Propósito Invernadero.

No podemos desconocer el liderazgo asumido por Estados Unidos en su precursor despacho cercano a China, países responsables de casi el 45% de las emisiones de dióxido de carbono en el mundo, sobre todo porque los dos habían asumido la obligación de  estrechar las emisiones de gases de objetivo invernadero (GEI) en  porcentajes cercanos al 30 % para el  año  2030.

Ahora el panorama es dispar. La atrevimiento del Presidente Trump podría traer consigo una reacción en prisión en las demás grandes economías mundiales, afectando mayormente a los países en vías de avance adecuado a que carecerían del oportuno financiamiento para el cumplimiento de las obligaciones y metas asumido por cada uno de ellos.

Recordemos que el Acuerdo de París establece que el aumento de la temperatura total debe estar muy por debajo de los dos grados centígrados. Para conseguir esto, los países más ricos deberán proporcionar apoyo financiero a los en vías de avance para impulsar las energías renovables y para carear fenómenos relacionados con el cambio climático.

En Pimiento no estamos para cero ajenos a los pertenencias del calentamiento universal. Según Greenpeace, Pimiento es uno de los diez países más afectados a nivel mundial, lo que queda demostrado a una serie de eventos meteorológicos asociados al cambio climático durante el año 2015.

Por eso estamos tomando cartas en el asunto y ya se aprobó en el Senado el plan para la ratificación del Acuerdo de París. Como país tendremos la delegación de disminuir en un 30% nuestras emisiones de CO2 por dispositivo de PIB al año 2030, adicionalmente del compromiso de un manejo sustentable y recuperación de 100 mil hectáreas de bosque, principalmente nativo.

El momento es ahora. Ya no podemos esperar más para intentar cambiar esta tendencia que nos puede aceptar a un futuro incierto a nivel medioambiental. Estados Unidos tiene un papel protagónico en esta lucha, por lo que lamentamos que la valor tomada por el presidente electo Donald Trump no haya sido criteriosa, obedeciendo más acertadamente a la defensa de intereses económicos y no pensando en el futuro de nuestro planeta.

  • El contenido residuos en esta columna de opinión es de monopolio responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la ringlera editorial ni postura de El Mostrador.

loading...