Cambio metodológico del Minsal suma dudas: la nueva forma de contar fallecidos por COVID-19 enciende críticas de especialistas

0
121

Este miércoles, ¿cuál será la metodología para contar los fallecidos que ocupará el Minsal? La pregunta que circula en redes sociales da cuenta de la preocupación instalada en la ciudadanía sobre la organización zigzagueante de la cartera en la entrega de uno de los datos más sensibles de la pandemia, como es el número de fallecidos.

Las dudas se acrecentaron sobre todo tras las 19 muertes por COVID-19 que informó el Empleo de Sanidad este martes, que causaron sorpresa, considerando que en los últimos días el conteo diario rondaba el centenar de fallecidos.

De hecho, la guarismo contrasta dramáticamente con la entregada por la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, que informó un total de 80 decesos, hasta las 17:00 horas de ayer, considerando solo los fallecimientos en Unidades de Cuidados Intensivos.

En el reporte diario, el ministro de Sanidad Jaime Mañalich dijo que los números no deben encontrarse en “ningún caso como una tendencia”, sino que obedece “a la técnica de recopilación de datos que ahora considera tomar la base de datos del Registro Civil” y cruzarla “con un certificado de PCR positivo”.

De acuerdo al secretario de Estado, el fin de semana se inscriben menos decesos delante el Registro Civil, por lo que las muertes reales deberían encontrarse reflejadas a mediados de semana, es proponer, mañana.

El nuevo círculo encendió las alarmas entre los especialistas. Desde Espacio Sabido, su vicepresidente ejecutor, Diego Pardow, afirmó que no se entiende cuál es el criterio que aplica la autoridad sanitaria.

“Las vocerías de hoy del ministro de Ciencia y del ministro de Vigor no están diciendo lo mismo, no son coincidentes (…). Posteriormente de ver las dos vocerías, no entiendo cuál es el criterio que aplica la autoridad sanitaria para clasificar a los muertos”, dijo en Radiodifusión Cooperativa.

Pardow indicó que “lo que pareciera decir el ministro de Salud es que vamos a seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de Salud, que es que, además de las personas que tengan test positivo, se sumarán aquellas que tengan una causa de fallecimiento compatible y, además, por trazabilidad, hayan estado en contacto con una persona diagnosticada”, pero añadió que “después habló el ministro de Ciencia y dijo otra cosa, dijo que se iban a aplicar solamente personas que tuvieran un test PCR positivo, salvo que tuvieran una causa clínica que lo descartara. Eso es volver al criterio que teníamos antes, en vez de acercarnos a las recomendaciones de la OMS”.

Para el directivo de la ONG, “lo único que se ganó fue erosionar la confianza de la ciudadanía en las recomendaciones sanitarias (…). Desde la perspectiva comunicacional, cuesta entender la decisión de informar hoy el número de 19 fallecidos. Esa cifra no permite cuantificar la dimensión del problema que estás tratando de enfrentar”.

Por su parte, la epidemióloga María Paz Bertoglia se sumó a las dudas. “No nos queda claro, ni a mí ni a mis colegas epidemiólogos, con quienes lo hemos conversado, qué significa el cambio, porque no se ha oficializado. Hace unos días Mañalich nos indicó que, gracias a que iban a asomar a respetar la reglamento de OMS, se habían cedido estos registros que no habían sido considerados oficialmente, pero no sabemos si positivamente asegura a eso, porque lo tienen que dar por escrito”, planteó la experto a Emol.

En este decorado de subregistros, subinformes y subreportes, el Minsal encima tiene la presión extra de una comisión investigadora aprobada esta etapa por la Cámara, constituida específicamente para indagar las cifras de fallecidos en la pandemia.

Esta se suma a otras acciones del Congreso, como la citación del Senado al ministro Mañalich, para este miércoles a mediodía, a una sesión singular. En la Cámara de Diputados, la bancada DC todavía solicitó una sesión específico destinada a fiscalizar el manejo de información por los fallecidos y contagiados.