Campaña del miedo no ha hecho mella: encuesta Mori-Fiel anticipa una “revolución participatoria” de 78% en el plebiscito de abril

0
49
loading...

Pese a la “campaña del miedo” instalada por cierto sector de la derecha, la ciudadanía tiene un suspensión interés en participar en el plebiscito constituyente del 26 de abril. Así lo confirmó una indagación doméstico de Mori hecha para la Fundación Fiel.

Un 78% asegura que votará en el plebiscito (un 69% de la población en años de elegir manifiesta suscripción probabilidad de sufragar), lo que anticipa que la décimo electoral del plebiscito será considerablemente veterano a la de la comicios presidencial, incluso con voto voluntario.

“Ambos indicadores muestran que el plebiscito será una revolución participatoria donde la participación electoral será superior al 60% pudiendo llegar al 70% y más, si esto no cambia  en los 90 días que quedan para ello”, señala la investigación aplicada entre el 6 y el 15 de enero.

Tal como lo han hecho otros estudios, la indagación asimismo anticipa un resultado ampliamente propicio a una nueva Constitución. El 68% de la población en permanencia de elegir dice que está por el “Sí” a una Nueva Constitución. Pero el resultado se eleva aún más cuando se consulta exclusivamente a quienes dicen que efectivamente van a sufragar: en este segmento, un 81% está por el apruebo.

El votante del “Apruebo “se compone de gentío de viejo etapa y educación, y igualmente de menores ingresos. En términos políticos, el Sí se concentra en quienes están en el centro político (74%) y la izquierda (87%). En la derecha, solo el 39% aprueba.

Asimismo, el 84% de los que participan en las manifestaciones aprueban la nueva Constitución mientras que entre los que no participan es solo el 34%.

Con todo, hay esperanza en lo que pueda deparar la nueva Constitución, entregado que el 56% dice que “ayudará a resolver las necesidades sociales que tiene Chile” y un 30% opina lo contrario.

Opiniones divididas en el mecanismo

Sin bloqueo, en cuanto al mecanismo, las opiniones están divididas, y de hecho hay un liga en torno al 20% que no define su opción.

Tomando en cuenta sólo a quienes efectivamente votarán, la Convención Constitucional (Asamblea Constituyente) alcanza el 47% y la Convención Mixta (que incluye parlamentarios) un 34%, mientras un 19% no sabe/no replica.

Entre los que votan “Sí”, la fórmula de Convención Constitucional se impone con un 52%, mientras la Convención Mixta tiene un 35% de apoyo.  En el congregación de quienes votan “No”, la opción favorita es la Mixta con 31% mientras la Convención Constitucional tiene un 29%, pero los indecisos se subida al 40%.

Luego, otro documento da luces sobre los integrantes del víscera constituyente al establecer que la confianza para redactar la Nueva Constitución está puesta en todos los que hoy no tienen poder político. Frente a la consulta sobre en quién confía más para redactar la nueva Constitución, lidera la opción “expertos”, con 56%, mientras los partidos políticos cierran la inventario con 7%. En esta límite, la opinión a gracia de una constituyente paritaria es abrumadora: un 79% dice que este víscera tiene que estar constituido porción por hombres y fracción por mujeres.

El tienta todavía aborda otro tema que está en el debate, como lo es el voto obligatorio, con un 61% a gracia de reponerlo.

Cómo son los votantes

En cuanto al perfil de los votantes, el estudio revela que a viejo época y educación aumenta la décimo electoral. En cuanto al segmento etáreo, los jóvenes son quienes tienen menos interés en elegir, con 64% en el reunión de 18 a 25 abriles, sigla que se eleva a 89% en el segmento de los mayores de 61 abriles.

Asimismo, los que más votan son de clase media y no hay diferencia en la décimo electoral por sexo, hombre y mujeres participan por igual, con 78% y 77%, respectivamente.

Otro cantidad que arroja el penetración es que a medida que disminuye el ingreso y es más difícil obtener a fin de mes, aumenta la décimo electoral y quienes no se clasifican en la escalera izquierda derecha son los que menos votan.

El estudio financiado por la Fundación Friedrich Ebert todavía muestra la profundidad de la ruptura de la sociedad chilena mucho más allá del Gobierno y el Estado afecta nuestra visión de la historia y todos los ámbitos de la sociedad.

Pérdida de autoridad

El estudio revela que un 68% apoya la democracia y 15% está satisfecho con ella. Pero hay una sensación esfera de insatisfacción, y una demanda de más y mejor democracia, con un segmento amplio de “demócratas insatisfechos”.  En tanto, un 16% se inclina por la opción de que “en algunas circunstancias un gobierno autoritario puede ser preferible a uno democrático”.

La sensación de abusos igualmente está instalada en el país, transmitido que en la consulta “diría usted que está muy satisfecho, más bien satisfecho, no muy satisfecho o nada satisfecho con el funcionamiento de la democracia en Chile”, un 90% cree que no hay igualdad frente a la ley. Asimismo, un 83% señala que se gobierna para los grupos poderosos.

Así, hay algunos datos preocupantes. “La pérdida de autoridad del Estado es tan profunda que hay niveles altos de aprobación a protestas ilegales: cortar el tránsito 48%, hacer barricadas 33%, atacar a carabineros 16%. Estas son las que obtienen mayor aprobación. Al mismo tiempo, la aprobación de las acciones de la autoridad es baja. Solo el 29% aprueba el uso del carro lanza agua que es el que obtiene la mayor aprobación. Esto confirma un estado de anomia profunda. No hay reconocimiento a la autoridad. Si el Estado no logra recuperar el reconocimiento a la autoridad, difícilmente podrá recuperar el Estado de Derecho”, concluye el estudio.

  • Revise la averiguación acá 
loading...