Candidatos en la ENADE 2021: Kast trata de defender su programa de las dudas de Sanhattan y Boric apela a “derribar las caricaturas” hacia su sector

0
43

Dardos cruzados marcaron el Disputa Doméstico de la Empresa (Enade) 2021, donde cinco de los candidatos presidenciales que van en carrera a la primera dorso del domingo 21 de noviembre, expusieron frente a una audiencia empresarial.

En el panel presidencial de este evento, donde antaño intervinieron el timonel de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, y el Presidente Sebastián Piñera, participaron Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), José Antonio Kast (Frente Social Cristiano), Sebastián Sichel (Pimiento Podemos +); Yasna Provoste (Nuevo Pacto  Social), y Ámbito Enríquez-Ominami (Partido Progresista). Eduardo Artés, de Unión Patriótica, se restó y Franco Parisi sigue en EE.UU., ahora contagiado de Covid y ni siquiera llegará a elegir el 21 de noviembre.

Abrió los fuegos José Antonio Kast, con un lúgubre diagnosis del estado contemporáneo del país y una ácida crítica de este Gobierno de Piñera 2. “El Presidente prometió tiempos mejores, pero hay más pobreza, desempleo y estamos en un Chile mucho más inseguro», dijo, añadiendo que llevamos “dos años de inestabilidad que nunca imaginamos”.

Pero “no voy a hablar de violencia, terrorismo y narcotráfico”, señaló, sino “quiero hablar de futuro”, sustentado en la disertación de que “Chile necesita paz, orden y progreso”. Y ahí caldo el primer mordacidad a sus contendores: “Acá en el panel hay algunos que proponen más inestabilidad y otros que proponen más de lo mismo”, señaló.

Kast matizó su propuesta sobre el sector públicos, y su drástica reducción de ministerios, y dijo que quería “premiar a los funcionarios públicos”. Aunque, fue enfático en señalar que “se acabó la agencia de empleo de los partidos”.

Igualmente dio un mensaje a los empresarios y le pidió como “compromiso” que “no sólo cumplan con la ley”, sino dar “más y mejor trabajo” y con sustentabilidad. “Algunos dicen que soy negacionista, claramente no es así (…) sacaron una frase de contexto”, aseguró.

En este contexto, trató de aplacar los temores que despierta su programa crematístico. Y mostrando la portada de La Segunda de ayer que daba cuenta sobre las dudas de Sanhattan respecto a su plan, dijo que “se habla de números, caos, yo digo que todo va estar bien en la medida que todos nos pongamos las pilas”.

Luego fue el turno de Yasna Provoste, la senadora DC que se jugó con cifras de los avances logrados en los gobiernos de la Concertación y la Nueva Mayoría y declaró que “somos herederos de la coalición más exitosa en la historia de nuestro país que nos permitió tolerar delante importantes transformaciones para nuestro país».

Pero asimismo lanzó una crítica a sus contendores. Dijo que en ese período se impulsaron “políticas públicas, un proyecto, una coalición, pero cada vez que se presentaban reformas, algunos de los que están acá fueron tenaces opositores”.

Adicionalmente, la candidata de la centroizquierda repasó los planteamientos “populistas” de sus adversarios, y mencionó algunas de sus propuestas en materia de pensiones, lozanía, medioambiente, educación, y en una “reforma tributaria viable”. Pero antiguamente, dijo, hay que “recuperar la gobernabilidad” y ésta “no se decreta, se construye”.

Incluso valoró el trabajo de la Convención Constitucional, aunque advirtió que “hay convencionales de derecha e izquierda que no ayudan al éxito de la Convención y tenemos que ser capaces de cuidarla”. “Nuestro propósito es restablecer al país. El estallido social derivó en una salida institucional que debemos cuidar; Pimiento no tiene un plan B si la Convención Constitucional fracasa», remató.

Posteriormente, Sebastián Sichel intervino destacando que “este no es un proyecto individual, es un proyecto colectivo”, y destacó que “la clase media está cansada de esperar” de una clase política que catalogó como “polarizada”. Pero el jefe de Pimiento Podemos + igualmente aprovechó la instancia para pelar a José Antonio Kast por su postura de rechazo a la COP y la migración: “Somos un país que tiene la migración avanzando sostenidamente y estamos discutiendo si construir zanjas y no construir puentes”, dijo.

Asimismo aludió a sus adversarios de la concurso, señalando que “la violencia no se indulta”, en obvia narración al esquema sobre los presos del estallido. Encima, criticó los programas de sus rivales de Apruebo Dignidad y el Partido Republicano: “Es imposible soñar con una carga tributaria de un 40% y no creer que se va a espantar la inversión y tampoco es posible soñar con bajar los impuestos”, espetó.

“Esta es la elección más importante del siglo XXI, nos estamos jugando la democracia contra el populismo (…) Necesitamos liderazgos extraordinarios en tiempos extraordinarios”, remató el exministro de Piñera.

En cuarto superficie, intervino el candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quien partió agradeciendo la invitación a esta instancia “para que se derriben caricaturas”.

Asumiendo el tablas en que se encuentra, Boric recordó que hace cuatro abriles el entonces ministro Andrés Chadwick dijo en la Enade que el estaban contra una nueva Constitución y “sacó grandes aplausos”.  “Yo no espero que me aplaudan, soy consciente de que lo que voy a decir no satisface sus preferencias políticas (…) lo que espero genuinamente es que vean las diferencias entre las caricaturas de quienes no quieren cambiar nada y un programa de Gobierno responsable y abierto al diálogo como el nuestro”, añadió Boric.

En este contexto, remarcó su propuesta de “gobierno dialogante” y “nuevo contrato social”. Aludió a Kast, cuando dijo que “la crisis climática es una realidad, aunque algunos candidatos insistan en relativizarla”, y defendió su plan tributario –pese a las dudas de Sichel- insistiendo en que “los que tienen más deben pagar más”.

«Sabemos que vienen momentos duros, que la finanzas va a sufrir momentos difíciles, pero pensamos que Pimiento tiene todas las condiciones para poblar fuera de la incertidumbre», remató.

Finalizó la ronda de intervenciones el candidato del PRO, Ámbito Enríquez-Ominami, quien puso el foco en la indigencia de retornar a América Latina en materia económica. “Necesitamos a Perú para fundir más cobre, necesitamos a Bolivia para el gas, necesitamos a Argentina para venderle a Brasil, necesitamos a América Latina», indicó.

ME-O fustigó a Kast por el tema mapuche, y le pidió “pagar sus impuestos en Temuco y no en Panamá”. Pero asimismo tuvo mensajes al patronal. «Estamos en el momento más egregio y más importante de nuestra historia. La incertidumbre no es producto del estallido social, es producto de que nuestra hacienda es insustancial y tenemos que ser más creativos», dijo.