Candidatos presidenciales de derecha critican al Estado por el manejo migratorio y emplazan a la oposición a esclarecer sus propuestas

0
44

En un tema que logró alinear a la examen completa, los candidatos presidenciales de la derecha y centroderecha se sumaron al rechazo por los hechos en Iquique, donde un orden quemó pertenencias de migrantes, y apuntaron a que el Estado debe alentar las medidas y dar decisión a esta crisis, marcando algunas diferencias con los planteamientos de la izquierda y centroizquierda.

El candidato presidencial de Pimiento Podemos +, Sebastián Sichel, sostuvo que el Estado debe robustecer medidas en la frontera y tener «mano dura» con empresarios y redes que ingresan de guisa irregular a personas. «Con un trato humanitario a los migrantes, nadie puede perder de sagacidad que la migración debe ser reglamentario, ordenada y regular. Tenemos que ser capaces de conseguir entreambos objetivos. El Estado debe acrecentar fronteras, en singular en puntos de ingreso irregular. Debe disponer de más tecnología, coordinación y dotación de Carabineros, PDI y Fuerzas Armadas», dijo.

El exministro afirmó que si hay migrantes que estén solicitando refugio o hospicio por parte de Pimiento, «tienen que acreditarlo». agregó que «no podemos confesar más turismo gremial. Quien viene a trabajar debe hacerlo con la visa correspondiente y un Rut, y debemos tener mano dura con empresarios inescrupulosos y redes delictuales que ingresan personas de forma irregular por pasos no habilitados».

Pero adicionalmente Sichel cuestionó las propuestas de la concurso que incluirían la regularización. «Estas ideas, que son parte del programa del diputado Boric, podrían desatar una catástrofe humanitaria sin precedentes. Emplazo al candidato de la izquierda a sostener qué es lo que propone en materia de migración. Es un tema ineludible», afirmó.

Mientras, José Antonio Kast, candidato del Partido Republicano y el Partido Conservador Cristiano, sostuvo que «a diferencia de la izquierda, nosotros condenamos la violencia siempre, venga de donde venga y donde sea, en Iquique, en Santiago o en la Araucanía».

Acusó que «el desastre migratorio empezó con Bachelet y se descontroló ahora con Sebastián Piñera. Esto requiere soluciones urgentes y no más promesas. Vuelvo a reiterar el llamado, a todos los candidatos, a que vayamos a Iquique o vayamos a Colchane, y que demos la cara a los chilenos y extranjeros, hablemos de nuestras propuestas y soluciones a esta moribundo crisis”.