Carpintero transformó esta van en una cómoda casa rodante para vivir sin ningún problema

0
74

Estar en medio de la salvaje naturaleza con todos los beneficios y placeres urbanos de un hogar es poco que el poseedor de este transporte modificado podrá disfrutar con mucho estilo. Él es Daryl Lloyd, un carpintero avezado de 39 abriles de época, quien vive en el Condado de Somerset, en Inglaterra, y se puso manos a la obra para restaurar el interior de esta blanca van. De ser un medio de transporte, la transformó en un pequeño hogar móvil totalmente equipado.

Con mucho tiempo autónomo adecuado a la cuarentena, los bienes económicos y materiales suficientes, y sobre todo la diplomacia de construir, este hombre alfa estuvo trabajando durante tres meses en la modificación de esta camioneta, y el resultado valió la pena.

Por fuera es como cualquiera otra van, pero puntada rasgar sus puertas para descubrir una casa completa, pues en su interior hay una cama para dos personas, estufa, refrigerador, repisa, tarja para trastes, mesa para manducar, y hasta una regadera. Daryl está más que orgulloso de su creación.

Las ‘vans’ blancas tienen un gran tamaño: puedes colocar todo lo que necesitas en ellas. El hecho de que sean esencialmente furgonetas de constructores significa que son suficiente sigilosas. Por en el interior es hermosa, es una casa sobre ruedas.

En cuanto terminó de modificar esta camioneta, obviamente la presumió en internet, y de la indeterminación a la mañana se volvió una gran sensación. Su popularidad llegó a tal naturaleza que la empresa Dream Car Giveaways ofreció comprarla por 46,300 dólares, y Daryl los aceptó.

La camioneta fue puesta en un concurso tipo rifa en la página oficial de esa compañía, y el boleto costaba 12 dólares. Lloyd compró un par, pero el afortunado campeón fue otro hombre, llamado Mark Kingscote.

Este fue otro más de los proyectos DIY asombrosos terminados durante la cuarentena, y ahora Daryl está considerando seriamente incluir la modificación de vans en el repertorio de ofertas para sus clientes. Disfrutó mucho al hacerla, y ese cuidado se nota.