Caso Bulnes 80: Ascencio pide al Consejo para la Transparencia que investigue infracción a ley de partidos políticos por parte de la UDI

0
139

El diputado de la Democracia Cristiana, Gabriel Ascencio presentó al Consejo para la Transparencia una denuncia, criticando las acciones de la UDI por no ocurrir informado el domicilio de su sede, pidiendo que se apliquen las multas respectivas. Con esta presentación, escudriñamiento que el empresa regulador investigue esta situación.

Al respecto, Ascencio señaló que “ha sido un hecho notorio y conocido la existencia y preparación de escudos y armamento para la marcha en una sede de la UDI, en Bulnes 80, en la comuna de Santiago. En dicha sede partidaria, adherentes de la posición Rechazo aprovecharon, con permisividad de quienes debieran estar a cargo de dicha sede, de preparar implementos para amenazar y amedrentar a transeúntes y residentes en los lugares por los que se trasladó la marcha del Rechazo el día 8 de marzo de 2020, y que efectivamente generó múltiples hechos de violencia”.

“El partido político que poseía la sede en Bulnes 80, la UDI, nunca informó a través de sus canales de transparencia activa, como lo obliga la Ley de Partidos Políticos, en su artículo 36 bis pago e), la existencia de dicha sede. Tal hecho sería indudablemente una irregularidad e infracción a las normas de partidos políticos, que como señala el artículo 36 ter de la misma Ley de Partidos Políticos, es reclamable delante el Consejo para la Transparencia. Por eso la presentación que he realizado hoy y que espero tenga un rápido curso”, agregó el parlamentario.

Ascencio precisa en su escrito que “la infracción es comprobable en todas las campañas en redes sociales que realizó el partido y sus candidatos, sobre actividades partidarias para militantes y juventudes de la UDI que se realizarían en la señalada sede de Bulnes 80. Sin embargo, y a pesar de esas evidencias, la representante del Partido Político, su presidenta, Jaqueline Van Ryselberghe, en todo momento negó los hechos, lo que ha sido desmentido por el dueño del inmueble, Jaime Gallegos”.