Caso Letelier: nuevos archivos hablan de “chantaje" de Contreras a EE.UU.

0
602
loading...
loading...

Por Francisca Casanova y Tomás Martínez

El 23 de agosto de 1978, Manuel Contreras hizo una convocatoria urgente por teléfono. 

El Gobierno de Estados Unidos lo investigaba a él y al régimen chileno por la homicidio del ex canciller, Orlando Letelier, y de su secretaria, Ronni Moffit, los dos asesinados en pleno alfoz diplomático de Washington con un explosivo instalado en su automóvil.

Aunque el contacto de Contreras no quiso reunirse con él, sí le aseguró que algún de confianza llegaría pronto a su casa. Poco a posteriori, Álvaro Puga, asesor del comunicacional del director de la DINA, tocó su puerta. 

Puga informó que los abogados del común de Ejército llegarían a Washington el 28 de agosto para tratar de agenciárselas un “acuerdo” con la Conciencia de EE.UU., el Sección de Estado norteamericano y la CIA, un pacto que “satisficiera a todas las partes”.

Así revelaron los archivos desclasificados por el Gobierno de Estados Unidos este viernes, en el ámbito de la conmemoración de los 40 años de la muerte de Orlando Letelier.

Estos cables se suman a las más de mil hojas que Washington desclasificó en torno al caso el año pasado y que apuntaban a la responsabilidad del general Augusto Pinochet en la muerte del ex canciller.

Los documentos desclasificados hoy se centran principalmente en la proposición realizada por Contreras a representantes del gobierno norteamericano, quienes vieron en ello un intento de “chantaje“.

De acuerdo con uno de los cables fechado en agosto de 1978 y enviado desde Washington a la embajada de Santiago, “un intento de chantaje emergió cuando (Álvaro Puga) dijo que Contreras estaba consciente de que no habían pruebas suficientes contra él para extraditarlo o para llevarlo a la Corte Chilena”.

De acuerdo con Puga, “(Contreras) tendría que revelar detalles, y pese a que no sería conveniente para él, para Estados Unidos ni para Pimiento, él no tendría más opción que hacerlo. Por lo mismo, se puede conservarse a un acuerdo en Washington que impida su extradición y la posterior audiencia”.

En ese mismo documento, se dice que Puga señaló que el caso de Letelier era mucho más complicado de lo que se veía en la superficie e incluso “lo comparó con (el asesinato de John F.) Kennedy y el de (Martin Luther) King, en ese sentido”.

El enviado de Contreras asimismo puso en duda la credibilidad de Michael Townley, ciudadano norteamericano quien había confesado activo puesto la explosivo bajo el coche de Letelier.

Según el cable, Puga “descartó la historia de Townley de que la bomba fue puesta bajo el auto de Letelier tres días antes de su detonación”, e “interesantemente” negó la décimo de la CIA en el crimen.

Sin bloqueo, pese a la interpretación entregada por Puga, en Washington había una robusto desconfianza delante Contreras.

Así, en otro documento, enviado cerca de la Secretaría de Estado, se señala que “los abogados de Contreras comenzaron los intentos por pintar el asesinato como un esquema de la CIA, señalando que Townley, los cubanos e incluso a George Landau (ex embajador en Chile) eran agentes de la CIA”.

En este contexto, otro cable emitido desde la Secretaría de Estado alrededor de la Embajada de Santiago -texto que asimismo fue conocido hoy- señala que “ni el Estado, ni la Justicia, ni la CIA recibirán de forma unida o separada a los abogados de Contreras para discutir lo que sólo puede ser clasificado como chantaje”. 

Inquietud por supuestas platas de la CIA a la DC y El Mercurio

En marzo de 1978 el embajador de Estados Unidos en Pimiento, George W. Landau, hace un descomposición a las autoridades de Washington sobre las consecuencias que tendría una  investigación a la firma norteamericana IT&T, que en otros cables anteriores aparece mencionada como un canal para entregar fondos a opositores a Allá por parte de la CIA. 

En ese contexto, Landau escribe: “nosotros asumimos que si el caso es investigado hasta concluirlo, una serie de revelaciones serán hechas”. Entre ellas, menciona que la compañía IT&T “canalizó dinero para que la CIA se opusiera a la elección de Allende”, “que la CIA subsidió a ‘El Mercurio’, el que se opuso fuertemente a Más allá”, y “que la CIA canalizó dinero para políticos del partido Nacional y Demócrata Cristiano para oponerse a Allende”.

Adicionalmente, plantea que sobre la saco de que estas serán las revelaciones principales del caso, los problemas políticos no serán agudos y que el Gobierno de Pimiento “será capaz de confirmar con alegría su afirmación de que los políticos y de que el proceso político en Pimiento eran entreambos corruptos”. 

Con esos historial, dice el embajador Landau en su noticia, “muchos políticos individuales del Partido Nacional y del Partido Demócrata Cristiano estarán, por supuesto, enfurecidos por cualquier mancillamiento a su honor, al igual que los líderes de El Mercurio”.

El documento agrega que “muchos en esta categoría mostrarán sus actos como virtuosos, apuntando a que ellos estaban sólo tratado de salvar a Chile de Allende y del comunismo”.

Ya al final del documento, el diplomático sostiene que asume que “el caso IT&T establecerá claramente que Estados Unidos estaba interviniendo en asuntos domésticos de la política chilena”.

Asimismo, se agrega que esto podría proporcionar una munición para que el Gobierno de Pimiento usara contra el Gobierno de EE.UU. y su apreciación del caso Letelier.

“Esperamos que el escenario del caso Letelier se agote antes que la investigación de IT&T se revele completamente”, concluye el embajador Landau.

A los 40 abriles de la asesinato de Letelier

La Presidenta Michelle Bachelet estuvo en Washington en la ceremonia en que la secretaria de Estado adjunta de EE.UU. Heather Higginbottom, le entregó estos documentos relativos al crimen cometido en 1976.

“Estos documentos van a demostrar con claridad quién dio la orden para asesinar a Orlando Letelier y Ronni Moffit”, señaló la mandataria desde la hacienda. 

Los cables forman parte del Esquema de Desclasificación Pimiento, iniciado en 1999 entre el gobierno de Estados Unidos y de sus agencias de situación. Hasta la momento, se han desclasificado miles de páginas relativas a la época marcial.

Para revisar los documentos desclasificados, ingresa a este enlace.

Fuente:T13.cl

loading...