Cazadores furtivos matan a jirafa blanca y a su cría en Kenia; eran las únicas en su especie

0
107

Muchos animales en peligro de acabamiento están siendo resguardados en reservas naturales para asegurar la preservación de su especie, muchos otros viven en la naturaleza, como debe ser; sin requisa esto supone poner en peligro su vida a causa de la caza ilícita.

Cazadores furtivos han matado a una especie única en Kenia y en el mundo, según lo informó un conjunto de conservacionistas del extensión. Los guardabosques de la Comunidad Conservacionista de Ishaqbini Hirola dijeron que descubrieron los cadáveres de una jirafa blanca y su cría en una pueblo en el condado de Garissa, en Kenia.

Esta especie tan singular causó sensación al aparecer por primera vez en el 2017. Desafortunadamente, los cazadores no han sido identificados, por lo que se desconoce el motivo por el cual mataron a estos animales.

Según los informes de la reserva, residentes locales fueron los que reportaron el hallazgo de los esqueletos de las jirafas, lo que significa que podrían acaecer estado muertas durante mucho tiempo antaño de ser encontradas. La Sociedad de Vida Animal de Kenia ha dicho que se está investigando el incidente.

Por su parte el directivo de la reserva Ishaqbini Hirola, Mohammed Ahmednoor, dijo en un comunicado: “Este es un día muy triste para la comunidad de Ijara y Kenia. Somos la única comunidad en el mundo que custodia a la jirafa blanca”.

jirafa blanca

Encima, señaló que la asesinato de estos animales es “un duro golpe para los pasos dados por la comunidad para conservar especies raras y únicas”, e hizo un llamado de atención para continuar apoyando los esfuerzos de conservación en su comunidad y en el mundo. Esta perdida no solo afecta los estudios e investigaciones genéticas sobre la especie, que según las palabras de Ahmednoor “se han ido por el caño”, sino todavía representa un duro moretón al turismo en el ámbito.

Activistas y trabajadores de la reserva dijeron que solo queda una jirafa blanca y se cree que es la única en el mundo. Su inusual coloración se debe a una condición genética señal leucismo, que detiene la pigmentación de algunas células; es similar al albinismo, pero con la diferencia de que los animales con leucismo tienen los luceros oscuros.

Una lastimosa pérdida para el mundo animal, ¿hasta cuando entenderemos que somos la causa de este problema?