CDE amplía querella contra alcalde de San Ramón y otros dos funcionarios por delitos de corrupción

0
67

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó una segunda ampliación de la querella criminal interpuesta en diciembre de 2018, y ampliada en enero de 2021, contra el corregidor de San Ramón, Miguel Querube Aguilera, dos funcionarios del municipio y quienes resulten responsables por los delitos de beneficio ilícito, cohecho y soborno.

De acuerdo con los hechos individualizados en la presente ampliación, nuevos referencias incorporados a la investigación que desarrolla el Empleo Notorio dan cuenta que el munícipe, durante el deporte de su cargo como concejal y luego como corregidor de San Ramón, habría obtenido un incremento patrimonial relevante e injustificado por la suma de $283.363.458 en el período comprendido entre febrero de 2012 y septiembre de 2017.

Lo inicial, conforme revelaron informes contables sobre los movimientos registrados en dos cuentas corrientes personales de Aguilera, que identifican montos por sobre sus remuneraciones efectuados mediante múltiples depósitos en efectivo por caja.

El presidente del CDE, Juan Peribonio, subrayó que “tras estudiar y valorar los antecedentes que se han incorporado en la investigación penal, el Consejo ha ampliado su querella criminal contra el alcalde Miguel Ángel Aguilera y otros dos funcionarios por delitos de enriquecimiento ilícito, cohecho y soborno, acción que se añade a las dos presentadas anteriormente por delitos de fraude al Fisco, designación de cargos públicos afectos a inhabilidad legal y negociación incompatible, contra el alcalde y otras personas, indistintamente; delitos de corrupción que van configurando una maraña de ilícitos que afectan gravemente la legalidad vigente, el patrimonio municipal e irrogan un daño profundo a la confianza de la ciudadanía en las Instituciones y en la rectitud y probidad con que deben actuar los funcionarios públicos”.

Adicionalmente, los hechos contenidos en la investigación indican que Aguilera habría aceptado beneficios económicos a su beneficio consistentes en pagos de mosca en efectivo depositados en su cuenta corriente por $9.900.000, $4.000.000 y $3.000.000 desde la cuenta bancaria de uno de los funcionarios querellados, por adscribir dos contratos de subasta a la empresa Asesorías en Investigación Social Ltda., los que obtuvo mediante la infracción a los deberes de su cargo y a las obligaciones legales de la norma aplicable.

De acuerdo con la ampliación de la querella presentada por el CDE,  el mencionado funcionario no sólo realizó transferencias al corregidor, sino que ofreció y dio a un segundo empleado municipal un beneficio crematístico en su provecho por actos propios del cargo que le correspondía ejercitar como miembro del Programa de Mejoramiento de Barrios, en específico, como administrador de acuerdo o contraparte técnica en los proyectos “Paseo Peatonal La Bandera” y “Paseo Peatonal Almirante Latorre”, entreambos adjudicados a la empresa en cuestión.

Por lo preliminar, este funcionario, asimismo demandado por el Consejo en la presente ampliación, habría recibido transferencias electrónicas que no le correspondía percibir por un total de $900.000, por realizar funciones propias de su cargo como la revisión de carpetas técnicas de la empresa adjudicataria, dar trillado bueno o realizar observaciones, entre otras tareas.

Querellas presentadas por el CDE en esta causa

El Consejo interviene activamente en esta investigación penal desde diciembre de 2018, mediante la interposición de una querella criminal frente a el 15º Auditoría de Señal de Santiago, por el delito de fraude al Fisco en contra de seis personas y el Munícipe, a quien, encima, imputó el delito de designación de cargos públicos afectos a inhabilidad permitido. La querella igualmente imputó el delito de negociación incompatible a un concejal de dicha comuna por hechos relativos al plan municipal “Mejoramiento de áreas Verdes y Espacios Públicos”.

Después, en enero de 2021, el CDE presentó la primera ampliación de su querella por eventuales ilícitos detectados en el situación del programa “Chile Crece Contigo”, dependiente del Área de Salubridad del municipio, relacionados con funcionarios y particulares que fueron contratados con cargo a dicho programa sin prestar servicios efectivos para éste, percibiendo remuneraciones y honorarios improcedentes.