CDE se querella contra expresidente ejecutivo de Codelco por el delito de cohecho

0
78

Esta trayecto, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) se querelló en contra del expresidente ejecutor de Codelco, Nelson Pizarro, por el supuesto delito de cohecho, luego de desempeñar influencias para la contratación de una empresa ligada a su hijo del mismo nombre.

Los hechos están contenidos en la influencia admitido interpuesta por el organismo delante el Séptimo Tribunal de Señal de Santiago. Adicionalmente, el CDE pidió que la Fiscalía Oriente anta el secreto bancario de Pizarro y Julián en el período comprendido entre 1 de junio de 2014 y el 31 de agosto de 2019.

De acuerdo a radiodifusión Biobío, quienes accedieron a la actividad, todo se inició en agosto de 2015 cuando el entonces jefe de la División Salvador, Juan Carlos Avendaño, adjudicó un multimillonario pacto directo por $ 22 mil millones a la empresa Indak en la que había participado José Miguel Julián y el hijo del exdirectivo, Nelsón Pizarro, para remover tierras, pese a que no contaba con los requisitos necesarios.

Un mes posteriormente, Pizarro hijo compró un ámbito en la comuna de Colina, sector Chicureo, por 75 millones de pesos. El propietario era Julián. En el superficie, Pizarro hijo construyó una casa que supera los $680 millones.

“La única explicación plausible de que Pizarro Contador haya solicitado que se contratara a una empresa inepta y carente de experiencia en el rubro es la concesión de un beneficio indebido para sí o para un tercero. El beneficio, como sabemos, consistió en la venta de la casa a un precio vil por parte del sobornante al hijo del cohechado, en una forma encubierta de entrega del mismo”, detalla la querella del CDE.

Por otro flanco, en octubre de 2018 y con sólo 10 millones de pesos como hacienda, Pizarro hijo creó la sociedad Transportes Consorcio San Antonio para poder continuar con el convenio, que de acuerdo a un referencia de Cochilco derivó en un sobre consumición de US$ 22 millones para Codelco.

“En resumen, la empresa INDAK fue beneficiada por la intervención de Nelson Pizarro Contador quien solicitó su contratación para el servicio de transportes de materiales de la División El Salvador a su gerente Juan Carlos Avendaño Díaz mediante asignación directa, por lo que no se realizó un proceso de licitación ni se presentaron otros oferentes”, asegura el documento.

El abogado de Pizarro, Samuel Donoso, dijo al citado medio que “lo que pretende sostener el CDE es que por un inmueble cuya tasación eran 684 millones de pesos el año 2015, el hijo de don Nelson habría pagado solo 75 millones, eso es una infamia y una falsedad”.

“El hijo de don Nelson pago por la propiedad $751.702.363.- eso esta acreditado con cada uno de los cheques que se pagaron, y toda la información ha sido puesta a disposición de la Fiscalia y se han solicitado una serie de diligencias para desenmascarar esta falsedad. El CDE intencionalmente no quiere ver los antecedentes concretos, francamente decepcionante su actuar”, concluyó.