Centros de estudios de partidos de oposición emplazan a ministros Blumel y Larraín a dejar sin efecto el convenio entre la ANI y el Sename

0
123

Los centros de estudios de los partidos de examen hicieron un llamado a los ministros de Equidad e Interior, Hernán Larraín y Gonzalo Blumel respectivamente, para que dejen sin finalidad el convenio suscrito entre la Agencia Doméstico de Inteligencia (ANI) y el Servicio Doméstico de Menores (Sename), por representar una “grave vulneración a los derechos humanos fundamentales de la niñez y adolescencia”.

En una proclamación conjunta entre el Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (Ical), la Fundación por la Democracia (FPD) e Igualdad, señalaron que este llamado se fundamenta en los “contundentes pronunciamientos de entidades autónomas expertas en la materia, como: la Defensoría de los Derechos de la Infancia, el INDH y el Consejo
para la Transparencia, siendo éste final, cuerpo colegiado pluralista cuyos integrantes profesan distintos pensamientos políticos, y que es concluyente al establecer que el convenio entre SENAME y la ANI ‘no se ajusta a la aval constitucional de protección de datos en niños, niñas y adolescentes’”.

Asimismo instaron al mundo político y parlamentario a “darle la debida prioridad y relevancia al proceso de tramitación legislativa que busca instalar un Sistema de Garantías de Derechos de la Niñez, proyecto de ley que se encuentra en segundo trámite constitucional en el Senado y que constituye el marco general imprescindible para asegurar la protección integral de los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes y que, por lo mismo, debe preceder a la reforma del Sename”.

Finalmente, emplazaron al Congreso y al Ejecutor a “revisar el Proyecto de Ley que Moderniza el Sistema de Inteligencia del Estado, que se encuentra en segundo trámite constitucional, a la luz del enfoque de derechos de la niñez y adolescencia, y que se otorguen facultades a la Defensoría de los Derechos de la Niñez, dentro de las normas que regulan la fiscalización y rendición de cuentas que tendrá el nuevo sistema”.